miércoles, diciembre 20, 2006

Somos como las fases de la luna


Rescato esto de otro blog español cuyo link está indicado arriba. Me pareció muy gracioso y por supuesto que he y conozco quienes han pasado por sus diferentes fases. Aquí va:

"Las lesbianas somos como la luna...
... es decir, que tenemos fases. Tras largos años de duro trabajo, observación meticulosa de la realidad y miles de encuestas telefónicas, hemos extraído las siguientes conclusiones:
Nivel 1 o "la cruda realidad": un día te levantas y te das cuenta de que eres lesbiana. Puedes haber tenido un sueño erótico - festivo que te haya encantado. Puede ser simplemente una revelación mística. O puede que estés hasta los huevos de "autoengañarte". El caso es que, por primera vez, te dices a ti misma: "soy lesbiana". Enhorabuena, bienvenida al caos. Grado de sufrimiento: 7
Nivel 2 o "qué bonito es el amor": es cuando te das cuenta de que estás enamorada de tu amiga heterosexual. No se lo puedes contar, pero no te importa: tú la quieres y te conformas con los momentos que pasáis juntas hablando de tonterías. El hecho de que tú quieras meterle la lengua hasta la campanilla no tiene que ser un inconveniente. Eres una lesbiana ingenua y feliz. Grado de sufrimiento: 3
Nivel 3 o "el corazón partío": tu amiga heterosexual ya no habla de tonterías contigo... solo habla de Juan. Ahora es Juan el que la lleva al cine (para tocarle las tetas), ahora es con Juan con quién da largos paseos por la playa (para tocarle las tetas), ahora es Juan el que la emborracha (para tocarle las tetas). Odias a Juan y le deseas la muerte. Grado de sufrimiento: 9
Nivel 4 o "afirmación de identidad": no puedes con la vida y decides contárselo a las más íntimas. Poco a poco te das cuenta de que no es el fin del mundo y se lo cuentas a tus hermanos, a tus primos, a tus padres... Llega un momento en el que se lo cuentas a todo el que quiera oirlo (momento cansino, la gente está harta de escucharte). Vas por primera vez a la manifestación del orgullo gay con una camiseta con el lema "arriba el rollo bollo". Menos ingenua y no tan feliz, pero se puede llevar. Juan ha dejado a tu ex-amiga, que va corriendo a llorar en tu hombro. La mandas a freír espárragos. Grado de sufrimiento: 2
Nivel 5 o "no estoy sola en el mundo": necesitas conocer a otras que vengan de tu planeta. Te haces adicta a internet y al chat de las lesbianas. Conoces a muchas chicas y te das cuenta de que están todas fatal de la cabeza. Tienes tu primer rollete con una desconocida y te parten el corazón 3 veces por semana. Te das a la bebida y a la mala vida. Grado de sufrimiento: 5
Nivel 6 o "putón verbenero": estás harta de ser la virgen de chueca y de llevar más de un año sin echar un caliqueño. Te lías con cualquiera que se preste (desgraciadamente, las voluntarias son pocas). Aprendes zonas erógenas que no sabías ni que existían. Sigues borracha de viernes a domingo. No te engañes, te lo pasas bien pero no eres feliz. Grado de sufrimiento: 4
Nivel 7 o "ya llegará": te cansas del sexo con desconocidas. Necesitas amor y estabilidad en tu vida. Empiezas a mantenerte sobria y vuelves a tus costumbres de la fase 2, cuando eras ingenua y feliz. Inocencia te queda poca, vergüenza menos, pero ya estás adaptada. Tus amigas se alegran el primer lunes que llegas a clase o al trabajo sin un chupetón en el cuello. Tu vida es relativamente normal. Grado de sufrimiento: 1
Nivel 8 o "tenía que pasar": de repente, la encuentras. Te enamoras perdidamente. Ella se enamora de ti (al principio no te lo crees, pero es así). Vivís felices para siempre. Grado de sufrimiento: 0
NOTAS SOBRE EL ESTUDIO
A) Se ha observado que, en muchos casos, los niveles 1, 2 y 3 pueden producirse simultáneamente, siguiendo la siguiente regla lógica:
Juan aparece en la vida de tu amiga -- te sienta fatal -- te das cuenta de que estás enamorada de ella -- ¡¡joder, eres lesbiana!!
B) El nivel 8 EN NINGÚN CASO está garantizado. De hecho, hay pocas pruebas de su existencia. Esto se debe a que, para alcanzar dicho nivel, dos sujetos del nivel 7 tienen que coincidir en el mismo espacio - tiempo, reconocerse como tales y atraerse mutuamente, lo cual es bastante complicado.
C) Aún si se alcanza el nivel 8, no se garantiza que éste sea duradero. Se ha comprobado que suele acabarse cuando uno de los dos sujetos vuelve a casa y se encuentra al "amor de su vida" en la cama con otra (normalmente, un sujeto de nivel 6 que sale por patas de la escena del crimen). Llegados a este punto, ambas vuelven al nivel 6.
D) Se recomienda prudencia en el nivel 4 si no quieres que tus amigas salgan corriendo cada vez que te ven llegar.
E) Si eres una alcohólica y un pendón desorejado... ¡¡échale la culpa al nivel 6!!
F) No existe una relación proporcional entre los niveles y la edad de los sujetos. Todo depende del momento en el que llegues al nivel 1. Por otro lado, a partir de cierta edad se recomienda saltarse el nivel 6 si no quieres acabar en Alcalá - Meco por corrupción de menores (que hay mucha lagarta suelta).
G) Es común la negación de la existencia del nivel 5, véase, la adicción internáutica. Está demostrado que el nivel 5 existe porque si no... ¿qué leches haces leyendo un blog de lesbianas?

Lo que yo decía, somos una panda de lunáticas..."

miércoles, diciembre 13, 2006

Como una estrella fugaz




Hoy es precisamente el día en que "caerán" o se observarán en el cielo unas 40 estrellas fugaces por hora. Son llamadas Gemínidas, brillantes y blancas (aunque también algunas amarrillas, rojas o verdes). El cuerpo progenitor de las Gemínidas es el asteroide(3200) Phaeton.

Así de fugaz a veces puede ser la visita de una amante. Fugaz pero no por eso menos intensa. Curiosa, casual, provocada y definitivamente arrasadora.

Un atardecer donde no había tiempos, ni planes. Había sí, el deseo de estar bien y hacerte sentir bien. Una amante no dejará anclado el corazón pero no carece de él. Tiene un lugar para su amante donde se interna sin medir distancias, sin medir intensidades. Tiene un lugar reservado para esa lucha tan personal con su contricante tan deseado. Es una lucha única, particular y siempre renovada. Es una lucha que deja a ambas exhaustas pero satisfechas de saber que cada una ha dado todo lo que podía dar.

Ayer fuí como una estrella fugaz, pero tenía ganas de encontrarte. Tenía ganas que te reconcilies con mis formas, mis dichos, y mis fugas. Tenía ganas que disfrutes un instante cercano aunque no siempre sea constante en el tiempo. Instantes. Momentos. Pero no quiero que te detengas en mis ausencias sino en cada presencia que puedo dar.

Supimos exprimir cada minuto que tenía. Supimos sacarnos jugo hasta que no hubo más. Me fuí con la sonrisa de aquel que se lleva en su bolsillo un montón de pequeños soles que nacieron de entre tus manos. Esas mismas que me recorrieron una y mil veces.

Gracias por este otro regalo:

"Juegos orales: la “i” / ¿Y?
Me llega la “i”. Desde la pregunta (¿ Y, mi amor, qué hacemos?) y desde la simple vocal que me sirve para jugar ahora. Sonora pero indecisa. Ni abierta ni cerrada, me coloca los labios en la postura justa para que te pueda ofrecer casi una sonrisa. Abro la boca lo justo y necesario para poder recibir tu índice. Lo dejo pasar entre los labios. Intento resistir en vano la primaria tentación de morderlo (cachorra, yo misma). En vano, digo, clavo un poco los dientes y compruebo la resistencia de tu carne. Te dejo el ingreso y te alojo sobre mi lengua. Te inmovilizo. Yo voy a decidir los movimientos de tu dedo en mi boca, voy a dejar que penetres y, finalmente, serás expulsada. Emito el sonido de la “i”: el aire y la vibración te hacen cosquillas en la yema del dedo. Los labios se estrechan con el peligro de articular otra cosa. Bajar hasta la penumbra de la “u”, por ejemplo. Pero no es el caso. Apenas cierro un poco la boca para mantenerte en tu lugar y te acaricio con mi lengua. Te propongo el desafío de reconocer cada rugosidad, que identifiques cada palmo de mi lengua. Que tu dedo pueda conocer dónde está la captación de cada uno de los sabores. Tu yema será el placebo de lo ácido, salado picante. Y yo te voy a saborear.
Pasaste ayer como una ráfaga. Hablamos de aire deseable, fresco, gozoso. Pero me queda una sensación de huracán. Sin tiempo para palabras ni juegos. Tal vez sean los 20 minutos más intensos que hasta ahora nos hemos dedicado. Así, nuestro encuentro. Ofreciste un breve cielo, tesoro, no puedo menos que poner las estrellas. ;)"

lunes, diciembre 11, 2006

Juegos Orales

Mi amante me regaló:
"Te propongo que juguemos. Tenemos cinco vocales a la mano. Yo empiezo caprichosamente por la “o”.
Vocal abierta, perfecta en su redondez que, tal vez, la vuelve sobre sí misma. Pronunciá una “o” y sostenéla en el aire hasta que pueda acercarme y abrirme yo misma al juego. Hasta que pueda sentirte la boca contra mí. Separo más las rodillas, bajo la pelvis hasta tu boca, en poco tiempo articularé temblores que para vos serán hoy como cantos de sirenas.
Me amoldo a tu boca para que vayamos juntas en la aventura, recorramos cada página del relato que te susurro desde el alma a través del sexo. Me abro, me expongo, te ofrezco desde mis entrañas las palabras insólitas que me brotan sólo para complacerte. Sentí, modelá mis sonidos, inventá conmigo el relato. Bébeme, húrgame y definí cada una de las rugosidades y texturas de mi interior. Imaginá que mueren los desiertos y que la humedad te acerca a la espuma del mar (no tan suave ni salada como lo que ofrezco a tus labios) o al musgo sobre el que seguramente están creciendo las orquídeas.
Bosque, sal, cuento, sexo. ¿Qué más ofrecerte? Mi orgasmo en tu boca. "

miércoles, diciembre 06, 2006

De entregas

Las entregas siempre serán altamente disfrutadas, gozadas, y delicias que saberán al mejor manjar.
Son las que elevan, las que busco y las que vuelvo a encontrar.
El goce no sabe de penurias. No sabe de dolor. El goce es alegría en el encuentro y en mi encuentro con vos.
Jamás buscaría un grito o una lágrima que no sea puro goce.

jueves, noviembre 23, 2006

A todo chancho le llega su San Martín



El 11 de noviembre, festividad de san Martín de Tours, es cuando comenzaban las matanzas en España, ya que pasados esos dos o tres días de calor, el llamado veranillo de san Martín, comienza a hacer frío y por lo tanto empieza la época propicia para curar la carne. De ahí proviene el significado del refrán.

En realidad acá no interesa si es 11 de noviembre o no, el tema es que me regalaron un chanchito/a origami. A escondidas apareció y se escondió entre mi colección de Los Simpsons.

Digamos que es una chancha. La muy marranita, tiene entre sus plieguecitos un cartel que dice “I’m a pig”. Precisamente por marrana para mí tiene la connotación de quién grita “QUIERO GUERRA!!!”

Y sí, la tuviste. Te faenaron?? Te revolcaste??? Sos una chanchita picarona??? Te gustan las chanchadas??? Sos chiquita pero rápida para correr???? Te corriste?? Ummm, voy por mi cuentaganado a ver cuántas vueltas diste.

Se hicieron las 3 de la mañana. No quedó nadie vivo.

Esta tarde me escribió:
"Te pido perdón por haberte sacado de la cama a altas horas de la madrugada. Estoy muy frita. Pensé, “me quedo dormida dos segundos” y fueron... tres horas. La única ventaja fue verte con esa cara de sueñito que te hace tan adorable.
Te cuento que la mañana de MSN fue divertidísima, con toda la carga de lo clandestino. Estaba rodeada de niños que me revoloteaban todo el tiempo (por eso había sacado tu foto, para que, al menos no se viera a quién cuernos le estaba escribiendo). Y me dediqué... justamente a eso, a escribirte. Creo que tomé dos recuperatorios en medio de nuestra charla. No estoy segura, deberé verificarlo. Estaba muy entretenida hablando con vos de las medidas que debíamos tomar y a mí me sorprendían (“Qué larga y ancha que es tu vida...”) Creo que los pibes se dieron cuenta de que estaba totalmente en “otra”... y así era. Estaba con “otra”. Es decir, contigo. Ocupadísima vigilando la pava que habíamos dejado en el fuego ( ji ji ji) y que amenazaba con quemarnos la punta de los dedos cada dos o tres intervenciones. Preparábamos por escrito lo que sería nuestro encuentro. Nos preparábamos para vernos, como si ajustáramos primero (como si hiciera falta) cada uno de nuestros mecanismos, sensaciones, sentimientos, para estar a pleno en el encuentro (¿estuvimos a pleno? ¿Vos qué dirías?). ¿Llegó el vapor de la pava a la punta de tus dedos? ¿Qué sensaciones te llegaron a la yema de esos dedos? ¿A qué huelen tus dedos en esta mañana de jueves? Yo todavía no me he bañado, es decir que conservo todo tu ADN conmigo (todo / mucho de tu ADN). Hasta el pelo que creo haberme tragado, me acompaña todavía. Soy y seré por estas horas la clásica “prueba del delito”. Bello delito, placentero delito. Tal vez delirio, más que delito. Seré la prueba de que estuviste en mí, conmigo.
Besos, besos que te colmen, que te dejen tal vez alguna marca, que te hagan humedecer de sólo pensarlos, que te acompañen, que te traigan mi perfume. Besos que te doy, mientras sólo puedo sentarme de costado (¿¡!?). Besos que son ofrendas, besos sacros –como de ingreso a un templo sagrado- , besos de hacerle “el amor” a una chica (o de morder hasta sacar un pedacito...)"
Miss X

miércoles, septiembre 06, 2006

E-mail de una amante - 30


Robame los textos, los besos, los suspiros, la caricias, los orgasmos, los jadeos, las miradas, la saliva, la transpiración, los espasmos, (mis fideos), mis temblores,alguna queja,todos los placeres. Que lo que se entrega gozosa, no se roba...
Mil besos de lunes. Lunes tan frìo, tan frìo...
X.

E-mail de una amante - 29


¡Buen viaje! Pasálo genialmente bien, hacé miles de fotos y descubrí mil glorias para el cuerpo y el espíritu.
Fue para mí una gratísima sorpresa del destino haberte reencontrado, cosa con la que no contaba ni por la más remota casualidad del mundo. Sos extremadamente generosa al brindar placer. Casi como si te enorgullecieras de mi capacidad disfrute. Logro establecer con vos un cierto aire sacro (no desconcentrar, no interrumpir, pura ofrenda) en cada encuentro que me parece formidable. Me divierten tus códigos, me gusta tu cosa lúdica. Me perturbás gratísimamente el cuerpo, me estimulás la cabeza: de esa manera el combo resulta explosivo. Así la pluma va y dale que va.

Quedan algunos terrenos por explorar y qué bueno que así sea. Me seducen tus juguetes.¿Decías que no nos imaginabas en el cine? Mmmmm, qué poca fe, como si ignoraras las fantasías que abren los otros espacios.¿Querés una muestra? Ahí va un botón. Mejor dicho, una mostacilla. Creo que hasta hay foto del evento...

X / s.w.c (small wild cat)

p.s. parece que la humedad de hoy había alterado mi peinado. Me pregunta I. si me había cortado el pelo... y yo muero de risa al recordar tu performance-coiffeure.

X

Por qué no habría que ver Casablanca


¿Situaciones arriesgadas? A ver, a ver... Bien sabés que me gusta el cine y aquí regreso a mi buena y linda Sylvie. En verano solíamos ir a La Villette, donde por la noche había cine “a plein air”. Viajábamos a la tardecita en el metro, rigurosamente envueltas en una manta (el piso no solía ser muy confortable y las noches se ponían más que frescas), muertas de risa y con un cargamento de leetchees que debían durarnos toda la expedición, la película y el regreso a casa. Ya de regreso quedaba el torneo que se planteaba al escupir los carozos... No hay cómo explicarlo, Francia es la capital de la cultura.
Bien, la Villette queda casi en las puertas de París. Desde République hay como media hora de viaje. Muy necesario para ir caldeando los ánimos y disponernos a casi no ver la película en cuestión (vieja, vieja, viejísima, pero como por allí no hay video clubes, todos siguen al rebaño y ven reliquias en el cine). En verano hay luz hasta casi las 9 de la noche. Esa tarde, hicimos la cola, entramos al parque. Decidimos un lugar para echarnos sobre el pasto según normas exigentes: pocos tipos, pocos mirones, pocas familias. Es decir, nos metimos en la zona que nos resultó más “del ambiente”. Cerca de nosotros había un grupo de chilenos que ya estaban tan puestos que no resultaban amenazantes, ni siquiera para ellos mismos.
La noche empezó cerrarse. Maravilloso mirarla acostada panza arriba sobre la manta... cielo muy oscuro de verano y mil estrellas. Pero, problema: si usaba mi manta para acostarme encima, no tendría con qué taparme. Una arquitecta siempre es útil en esos casos que requieren del orden mental y la practicidad. La solución estaba al alcance de la mano: debíamos acostarnos juntas sobre mi manta y compartir la otra (de una aerolínea tailandesa) para taparnos. Siempre estuve dispuesta al sacrificio, por lo tanto acepté. No diría que gustosa... más bien totalmente perturbada por el deseo de “acostarnos” juntas en esa cama improvisada y a la vista de todo el mundo. H. Bogart le decía algo a alguien que no importaba en lo más mínimo. Yo contaba estrellas y procuraba no mirarla. Sólo la sentía, tibia, al costado. Casi no la rozaba, pero podía sentir su calor y alguna cosquilla del vello de su brazo. Yo estaba con mi “uniforme de viaje” de aquella época: una camiseta blanca que ya comenzaba quedarme medio corta por las innumerables lavadas, bombachas de campo beige que me quedaban poco más debajo de la cintura. Me llegaban a la cadera, para decirlo con justicia –insólito en aquella época: toda una pionera en pantalones de tiro bajo-. Completaba el atuendo con algunos collares de mostacillas multicolores. Y ellos fueron la piedra del escándalo. Al levantar una mano y querer acomodarme mejor, enganché una vuelta de uno de los collares y las cuentitas salieron volando por los aires. Sylvie y yo quedamos bañadas de mostacillas. Ella me dijo que no me moviera, que ella se encargaría de juntarlas para que el collar no terminara de desarmarse (Tu reste, laisse moi faire!!). Yo me quedé quietísima, sobre todo al sentir dos de sus dedos en el borde de mi escote (púdico, redondo, blanco) intentando el rescate. La dejé hacer. Cinco ó seis cuentas fueron salvadas. Debajo de mi nuca, enredado con el pelo, continuaba el derrumbe. Después del paso de su mano, siete u ocho mostacillas habían sido rescatadas. ¿Pero quién me rescataba a mí de ese contacto que me llenaba de delectación? El safari de “Save the necklace“ continuaba. La meta era el hueco de la axila derecha. Apenas me rozó el pecho. Claramente se veía una intrusión de cristalitos azules y verdes. Otros, rojos, amarillos y negros corriendo por mi costado hasta llegar a la cintura (descubierta en el abandono de la camiseta traidora).
Sylvie tenía manos fuertes, prácticas, inteligentes. Manos con alguna de la delicadeza propia de la mujer y algo de la simpleza y descuido del adolescente. Manos encantadoras, manos deseables. Tenía la piel muy bronceada. Al menos muy bronceada para la tez de una rubia. Y noté el contraste al ver su dedo índice color dorado intenso contra mi ombligo pálido que venía del invierno austral. Recorrió todo la cintura del pantalón, primero bordeando la tela y luego ajustándose a la línea que hacía de divisoria entre el pespunte y mi piel; más tarde, en una tercera vuelta que me resultó penosa en el deseo más puro, repasó el camino ya hecho, pero debajo de la tela. Imposible seguir en la contemplación del cielo (¡estaba EN el cielo!), la miré y recibí el guiño de un ojo celeste y hermoso: “On continnue?”. Casi se me escapa un “je t´en prie”. Los chilenos gritaban en franco-chileno que Casablanca no quedaba en Africa y que vivachilecarajo. Ni por enterados de la cercanía con el paraíso. La bella pragmática, se apostó contra mí (inmóvil, fascinada) apoyada sobre su codo izquierdo, que le sería operado tres meses más tarde y me daría excusa para viajar nuevamente y cuidarla. En aparente concentración fílmica, tiró de la manta para cubrirnos hasta donde el pudor lo señalaba y sonrió. Ya estaba oscuro y Sam estaba sentado al piano, tocando, as usual.
Pasé uno de mis brazos debajo de la nuca y el otro se lo ofrecí a ella para que apoyara la cabeza. Nadie miraba, todos estaban absortos en la pantalla. Pobres mortales. Sentía el aire tibio que la dejaba sobre mi mejilla. Arrobada como nunca, me relajé. Ella seguía recorriéndome la franja de piel que aparecía entre la camiseta y el pantalón. Después la mano siguió, ambiciosa, hasta el hueso de la cadera. Rozó uno de los bolsillos y jugueteó con los botones. El de la cintura apareció como un desafío de... poco segundos. Luego siguió el otro y el último. El próximo límite era ofrecido por el elástico de mi bikini. Me acercó la boca a la oreja y pidió el permiso reglamentario (“Vous permettez?”). Respondí un ruego y levanté una de las rodillas para que nada moldeara el escándalo. Sentí la palma de su mano que se apoyaba y hacía un poco de presión en los escasos centímetros que quedaban libres por debajo de mi ombligo. Todas mis vísceras agradecieron ese contacto sabio y calculado para no dejarme ya vuelta atrás. Moví un poco las caderas, me acerqué más, di la venia para que la mano siguiera bajando y me acariciara la ingle. Apenas corrió un poco el elástico de la bombacha para poder seguir tocándome. Metáforas acuáticas varias: yo ya era río, cascada, un océano completo. Ingrid Bergman ya se las veía negras. Había que apurar el trámite porque terminaba la película. No hubo ni una palabra. Un dedo discreto y decidido hizo presión donde más convenía y me resultó casi imposible contener el jadeo. Pero la gente ya aplaudía (¿nos aplaudía?). Combiné el acto de sentarme y la última contracción, justo cuando comenzaban los títulos. Mi collar florecía ya por todo el césped de La Villette. Me terminé de incorporar y le dejé un beso distraído en la boca, como al pasar. Al pasar, digo, del cielo a la tierra y viceversa.

E-mail de una amante - 28


Escrito por X

(Cinco posibles)
2. El gusto
Seiner Mund, Zauberfluß...(Su boca, mágica fuente...) Goethe

Había algo frutal. No necesariamente dulce, un toque de plácida acidez que hacía percibir el sabor más rápidamente. Jugo, néctar. Se impone decir ambrosía. Un perfume delicado, imposible de catalogar, sólo propio de la naturaleza. Tal vez una flor, pero predominaba el gusto. Que arroba y perturba por que no se puede describir, al mismo tiempo que no deja de fascinar.

Así había reconocido ella el sabor de su saliva. Encontraba en la boca de la otra algo de salvaje (¿una fruta, una flor?), un sabor inefable, pero no por eso ausente de las sensaciones y la memoria. Por muchos años, ese recuerdo había sido apagado, opacado. Tal vez ni siquiera estaba ya en el recuerdo. O había sido guardado como las hojas o las flores entre las páginas de un libro: protegidos y posibles de ser admirados, pero por fuera de la vida, sólo amparados por la literatura.

Pero ahora lo había reconocido perfectamente. Habían vuelto a verse después de algunos años. Antes del encuentro que se imponía, ellas se habían escrito, se habían buscado desde las palabras. Las manos escribían lo que ellas no se decían todavía. Hubo besos escritos, que perturbaban pero siempre podían desvanecerse en el aire. Ella le contaba historias, las supuestas historias que compartirían después de haberse tocado, disfrutado. Después del simulacro de la batalla cuerpo a cuerpo. Ella le proponía a la otra pusiera la cabeza entre sus muslos para descansar, que apoyara la nuca en el hueco que le ofrecía su propia cadera (ya exhausta, ya sólo capaz de ofrecer cobijo y ternura mas no placer). Y le contaba de París y otros sabores, olores y músicas. De otras manos que la habían tocado. De otros disfrutes. Y, al quedarse sin palabras (ya desesperada, ya sin amparo posible de la escritura, ya como entumecida de deseo), le había propuesto que le acercara la boca para que pudieran besarse y le ofrecía el desafío de encontrar en su lengua qué resto había dejado el vino que poco antes habían compartido. Las palabras habían inventado el beso, pero las bocas no se habían tocado todavía. Ese beso nacido de la palabra había hecho que se sucedieran las promesas de explorarse mutuamente hasta quedar sin fuerzas: perderse, hundirse en la boca de la otra. Pero el deseo ya les pesaba casi dolorosamente sobre el cuerpo porque no quedaba registro de los sabores, la humedad de la otra.

Y se sucedió el encuentro. Sin voz, sin palabras. Curiosamente la boca dejó de ser sede del gusto para pasar a ser objeto de degustación de la otra. Y ahí se produjo esa extraña, singular confirmación. Ella supo que recordaba el sabor su saliva; notó que esa boca que se ofrecía resultaba suficiente para poder desplegar toda la gama de sensaciones que habían quedado adormiladas. Y ahí apareció esa mezcla de alguna fruta cítrica, la menta, alguna flor exuberante, delicada o casi transparente pero que al llevarla a la boca se presentaba exótica, inesperada. Y así, ese sabor abrió toda evocación.
Podría haber hecho ella la versión femenina, física y deseante del Proust que desde la magdalena humedecida en la cucharada de té puede recordar toda la infancia. Ahora, embebida en la saliva de la otra podía dejarse llevar tiempo atrás, a otras escenas, a otros disfrutes. Toda marca temporal se anulaba y sólo estaba la sensación demorada de esa boca sobre/dentro/en la suya. La memoria del cuerpo. El reinado del gusto.

E-mail de una amante - 27


De X

Cinco posibles: 4. La vista
Ich sah dich ja im Traume...
H. Heine

Astigmatismo: defecto del ojo que consiste en que no son igualmente refringentes en la dirección todos sus diámetros, lo que origina deformación o imprecisión de las imágenes por el alargamiento producido en una dirección. // Defecto de la visión debida a la curvatura irregular de la superficie de refracción del ojo.

Calidad no descriptiva de las imágenes ofrecidas por el ojo. Aparentemente, si me saco los anteojos, la cualidad “no refringente” de mi astigmatismo se volvería obstáculo para que te viera. Mucho antes de cada uno de nuestros encuentros, me despojo de todo elemento que pueda resultar peligroso para los gajes de amor: anillos, aros, el reloj, los anteojos. Si bien el contacto entre los cuerpos me quita todo deseo de saber en qué anda el exterior, la salida de escena de mis anteojos es algo que me inquieta: ¿si apareciera algo, un imprevisto, algo indispensable que yo debiera ver con claridad? La inquietud cede inmediatamente ante el primer beso. Ya entregada a los sentidos, la vista parece haber quedado en otro plano. Puedo ver lo importante en el cotidiano, ahora comienza una celebración. Reina el cuerpo. Mejor cerrar los ojos, y dejar que gusto y tacto se enseñoreen como corresponde. Hay que aguzar los sentidos y rogarle a la diosa-memoria que guarde cada uno de los rastros que deja en la una las caricias, los besos, las palabras de la otra. De todas formas sé que estás muy cerca. Puede haber variables, pero seguramente esté sentada a horcajadas sobre vos, con la respiración entrecortada y clavándote las uñas en la espalda porque no me cabe en el cuerpo tanto placer. ¿Cambiaría mucho la situación si te viera arriba o abajo mío?
Si me alejo, el ojo tiene su festival y propone la visión de conjunto de tu cuerpo, pero toda la piel se vuelve extrañamente ensimismada y solitaria. De cerca, tan de cerca como para que una boca pueda tragar ese jadeo otro que se me ofrece sobre los labios, de cerca el ojo se desconcierta y no llega a proponer el foco justo. Pero después, recién después de toda cabalgata, después de que la batalla ya haya terminado y de que hubiéramos abandonado toda coreografía para ser simplemente nosotras, recién ahí, me puedo tumbar sobre vos, alzar la cabeza o abrazarte y dedicarme a escrutarte. Si tengo suerte, tal vez estás ya dormida y en tu estado de indefensión se dibuja algo único. Ante la primera caricia en la mejilla sonreís desde lejos, agradeciendo desde algún escondrijo secreto y propio del sueño. Yo me quedo inmóvil, apenas respiro para que no se interrumpa la ceremonia de tu sueño y tu sonrisa. Ahí el ojo se vuelve benévolo. Cada línea, cada uno de tus contornos aparece totalmente dibujado y no existe la duda sobre tus formas. El sueño y la sonrisa parecerían dos caminos incompatibles, pero hasta el astigmatismo resulta burlado y yo lo veo.

E-mail de una amante - 26


Te corresponde, te pertenece, te ensalza, te menciona, te recuerda, te recrea, te imagina, te roza (apenísimas), te describe.
X

3."El tacto"
Ich wollte nur den Glanz ihrer Haut berühren B. Schlink, Der Leser
(- “Sólo quería tocar el brillo de su piel” B. Schlink, El lector)

Te siento extendida, completamente extendida sobre mí. Siento tu peso sobre mí. Apenas mis huesos te rozan. Te tomo por la cintura y te enlazo. Fuerte, en plena decisión. Como sumando mi fuerza a tu inspiración. Rogando que el camino de tu deseo sea largo y fructífero. Implorando que logres deslizarte sobre todas las sedas de oriente, te encarames a la más alta cuesta y te derrames nuevamente sobre mí, regresando en la sonrisa y el jadeo. Las gotas de tu sudor me bendicen cayendo desde los hombros, desde tu cintura. Yo soy la única y gloriosa receptora de tus ofrendas. Así como las lluvias torrenciales arrasan con toda la vegetación al caer por las laderas de las montañas, así yo te percibo arrobada en cada una de las gotas de sudor que caen sobre mí. Frías, perfectas, saladas. Podría decir desde la vulgaridad de literatura que son perlas. Pero negaría esos animalitos transparentes de aguas profundas, anémonas, flores de perfecta iridiscencia que se preocupan por nacer en cada uno de los rincones que dejan nuestros torsos al tocarse. La cuenca del ombligo, el contorno de la cintura, la línea del esternón. Siento cómo me toca el agua que te deja y me conmueve su golpeteo rítmico. Si esa danza nuestra propia del deseo no me lo impidiera, sólo moverías las caderas en la síncopa de las gotas que me tamborilean sobre la piel. Inédita música que vas destilando y que, curiosamente, no incumbe a los oídos sino al tacto. Si los gajes del sexo no nos hubieran llevado tan lejos, me detendría para reconocer la forma y frecuencia de esas dosis perfectas que ahora ya me recorren entera.
Pero te enlazo entre las piernas, mis muslos te marcan en la cintura la presión exacta para permitirte toda soberanía, elijo que mis caderas te sigan acompañando y en cálculo perfecto logramos que cada centímetro de piel y humedad pueda colmar a la otra.
Así me siento, una Dánae inédita y deseante, no fecundada por las monedas de oro en la lluvia de Júpiter (¿a quién le importaría?), sino alcanzada por el placer y rebautizada por la amante.
Ante la certera caída de los imperios, los muros, y el sol de cada día, nada se me compara a la gozosa maravilla de comprobar que las gotas de tu transpiración están cayendo sobre mí.

E-mail de una amante - 25


El gato chiquito está todavía más chiquito ya que pasó por su peluquería de confianza y lo tasquilaron un poquito. Gato con cortecito de pelo (muy necesario, los gatitos deben cuidar esos detalles, y desde enero no se hacía la coiffeure). Lo recortaron y entresacaron y plumerearon... y gatito quedó un muy, muy lindo, decontractée, con (menos) pelito y más corto. ji ji
Aquí le mando algo de lo prometido. Despierte cada sentido, que de eso se trata. Escuche, escuche...
Muchos besos que apenas la rocen, la yema de un dedo que apenas la acaricie, un poco de aliento apenas tibio que se le acerca a la nuca.
X
1. El oído
e questa sera carica d´inverno é ancora nostra
Salvatore Quasimodo

Muy poca luz, imposible admitir la intervención de los que está pasando afuera. Sólo hay una mancha pálida, tendida sobre la cama y un oído atento. Es ella, que cierra los ojos porque no vale la pena permitir la intromisión de la vista. Escucha atentísima los sonidos de una casa conocida pero ajena. Hay crujidos, algo de música, el viento golpea contra cada ventana. Y la espera, intentando desenmarañar, entre tanto sonido, el golpe muelle de esos otros pasos descalzos que rondaban la cama. Ella tendida sobre la cama, ojos casi cerrados y todos los sentidos en alerta, porque ante la falta de luz sólo la puede buscar, a la otra tan esperada, por la levedad de los pies descalzos y por la tibieza que impone su cuerpo al llegar. ¿Cómo va a justificar la proximidad, el roce, el jadeo que se escapa de una boca a la boca de la otra? Desde la cama, el cuerpo de ella se simplifica, se condensa, se disuelve. Ahora ya no hay piel, ni tacto, ni besos. Sólo un gran oído. La otra aparece agigantada en sus sonidos, en esos pasos que la llevan y traen alrededor de la cama en misiones aparentemente sin sentido, de una vanidad que casi podría estallar por sí sola.
Ese ir y venir propio de la vestal que cuida celosa del fuego, la aparente carencia de peso y, sobre todo, la tibieza que se va instalando como tercera en discordia entre las sábanas, le recordaban un pasado cercano, en el que sólo estaba la espera. Cuando ninguna contracción se ofrecía a las manos o a la boca de la otra, sino que sólo había palabras de un aliento entrecortado y cómplice. Palabras que están al acecho, penetran, se dibujan y amplifican entre dos que no se tocan y poco reflejan de la complicidad de la amistad. El tiempo había resuelto ese desajuste provisorio y ahora se enlazaban en la cama como si esto fuera un desafío inevitable. Y yacentes, inventaban la cabalgadura, la carrera, algún paseo que las dejara de pie y expuestas entre la gente, una montaña imponente por escalar, fronteras exigentes que atravesar, riesgos imposibles del camino. Todo desde la intimidad del abrazo protector de todo real.
Acostumbrada ya a la penumbra y a la espera, ella presiente de pronto la figura deseada que atraviesa el vano de la puerta. Los pasos se hacen cada vez más suaves. La otra ronda la cama como el animal a la presa, instala una pálida luminosidad, apenas un reflejo amarillento y reabre los caminos para las palabras. El ritual podría recomenzar en cualquier momento. Ya el oído no se fuerza, sino que naturalmente (¿no había sido desde siempre así?) se instala una conversación en semitonos cálidos. Ella, la otra, no la que yacía traduciendo sonidos a imágenes, sino la que había ido en mitad de la noche hacia algún exterior imperioso, se deja caer en la cama. Ya no sacerdotisas, ni sombras, ni sonidos; ni siquiera observadora y observada, ahora eran nuevamente una y la otra, urgentes y cercanas.

martes, septiembre 05, 2006

Juego de mensajes de texto III

Me escribe:
"Fascinated flirt /
fancy flower-cat (novedad botánica) /
fu...ng fabulous /
fairy F... /"

Respondo:
"Fab fckng / fab fairy /
flesh / furious bite /
follarte 1 y otra vez /
fantasearte / fanatizarte /
funny / fascinante / falo /
fuerza /"

Me escribe:
"Flatter me.
Je suis faiblesse et fragilite.
Flesh. Fascinated flesh.
Make me a fetish of your fingers."

Respondo:
"Little blue fish I'll bite your lips
& finally make U shout deeply"


Me escribe:
"Beauty. sky. skin. light. just flesh.
More than. if I'm remembering your
lips as U were my ernst entreaty of lust."

Juego de mensajes de texto II


Me escribe:

"Erect epiderm erotic
escort enveloped by U
enrich entity
entreaty: it's not enough"


Respondo:

"Endeavour /
endear/ endanger/

evil/ evocative/
exacerbate/"


Me escribe:

"Edit me
eat me
excite me epotically
(and then) with easy eulogy
easy vertu
erupt me like an elixir"


Respondo:

"Endeavour /
endear/ evil/ evocative/
exacerbate/"


Me escribe:

"Enchantement elsewhere esmerald's
empire ensnare me!"


lunes, septiembre 04, 2006

Rescate

Rescate de amor.

Rescato tu entrega. Tus brazos que me envuelven y me dan lo que perdí por otro lado.

Rescato un milagro.

Te rescato a vos entre miles.

Rescato mi alma que se veía perdida nuevamente.

Rescato mi alegría que se apagó esa tarde lluviosa cuando me dí cuenta que me quedé sin hojas y que mi cuento había terminado.

Rescato esta historia que no sabía que iba.

Rescato tus caricias, que las robo y me las guardo en mi memoria.

Rescato tus besos fundidos en mi piel.

Rescato tu mirada que me invade y me conmueve.

Rescato miles de estrellas que hasta ayer no sabía que estaban pero que hoy iluminan mucho más.

Esos besos que me mandás


Me gustó mucho los besos que me mandaste por mail...

"Besos,
(los mejores, los que te podrían abrir a toda un infinita gama de posibilidades: los que te divierten, los que te relajan y hacen dormir, los que te crispan y excitan, los que podrían llegar a hacerte doler, los que te hacen abrir como un flor, los que sólo sirven para despedirse, los que apenas me rozan y te dejan pensando, los que cualquiera envidiaría, los que sólo debemos darnos en público, los que más deseamos en privado, los que sólo yo sé dar, los que más me gusta escribir, los que vos más quieras recibir) ;) X "

viernes, septiembre 01, 2006

SMS


Excelente!!! Diría el señor Burns...con las manitos juntas y una sonrisa maquiavélica.

Es aquí donde decenas de mensajes de texto los tiro al aire, llenos de sexo. De célula en célula van saltando. Van regando un mar de redes que desconozco. Van compartiendo células con otros millones de texto que dan buenas, malas o insignificantes noticias, advertencias o simplemente preguntas. Lo nuestro es sexo embebido en SMSs. Textos breves y dos veces más directos y penetrantes.

En mi mano el celular se ilumina cada vez que me contestas. Y ahí se plantea el desafío de un juego seudo-sexo-intelectual. Una puja de cuerpos virtuales que flotan en un espacio sin definir. A la vista de miles de máquinas, operadores, y escuchas. No importa. Será alimento y alivio para muchos. Es juego como el que tenemos cada vez que nos encontramos y quedamos exhaustas.

Jugando con los mensajes de texto


Me escribe:

"dare-cat-devil/
dazzling detail/
dilettante dimension/
dragonfly/
dyou!"


Respondo:

"Daemon devil daze
dactil dildo dark
deep, Dios!,
dale nomás, dick, dyke"

Me escribe:

"Digital digress/
drooling (dildo!!!)/
dilate me/
discerning you"


Respondo:

"Deep and pushing"

Me escribe:

"Deep? Mmmm! Dame
De (tus besos ya)
(30 nenes miran)"


Respondo:

"30 little dicks?"

Me escribe:

"Das dias de
demorada dolcezza.
Dame despaciito
(dura +)"


Respondo:

"Doy duro y despacio
Duele? DIOS!
Dirty daisy darling"

Me escribe:

"Dirty daisy darling
(says): me recalienta
cogerte
alfabeticamente via
mje de tx"


Respondo:

"Despacito then.

Dick dyke says dark
deep are my
dreams and listening Dallas (!?)"

Me escribe:

"Dirty daisy darling
(says): I'm dribbling,
dreamlike dyke!
dominate me! do it!


Respondo:

"I'm dribbling with
your fluids"

Me escribe:

"And thanks God I'm
fucking U, babe.
If they want, we could
share the bed with.
I'm the horny
Daisy sisters+
Bilitis+U+me!"


Respondo:

"daughters of Bilitis envy me"

Me escribe:

"Mad about me? je je!
dribbling daisy
darling (asks)


Respondo:

"Driving miss daisy,
driving the rest mad"

jueves, mayo 18, 2006

E-mail de una amante - 24


Besos, exhaustos por no dormir, febriles por no dormir, apasionados por no haber dormido, memoriosos de la praxis que nos quitó el sueño.

X

E-mail de una amante - 23


Viste que para la gripe hay un remedio inmejorable???? Aquí te doy una manito (ya que de manos se trata), a ver qué lográs. En cuanto hayas transpirado un poco, hacémelo saber, que se viene la segunda.
X


Otra vez la mano busca otra mano sobre la sábana y otra vez hay un silencio espeso en el que nadie pensaría que puede navegar el tiempo si no fuera por los sonidos desacompasados del reloj. Otra vez el campo de batalla en el que se vuelven a cruzar los cuerpos y el deseo. Las palmas de las manos, cada una de las falanges, la oculta suavidad de la piel entre los dedos, cada borde de cada uña, unas cutículas apenas ásperas, cada milímetro de piel preanuncia el telón que se va a descorrer y presentará a las heroínas de esta escena. Ellas, personajes, las amantes. La pasión comienza a asomarse, pero se detiene en cada rincón. Al igual que las frases que se dividen obstinadamente en palabras que obligan a la obediente detención de los sonidos, así el deseo se va encaramando en cada cuerpo y se queda anhelante, respirando imperceptiblemente hasta que adivina en qué nuevo recoveco se va a instalar. Va a adelantarse por las muñecas, pero se vuelve a detener, como si comprendiera que allí, entre el meñique y el índice hay todavía zonas a explorar, pequeños valles en los que detenerse. La lengua que solaza en el hueco de la mano deja el lugar a otra lengua de imaginación distinta. Los cuerpos no ceden ningún aliento (salvo el leve jadeo que a una se le escapa en el oído de la otra). Una y la otra. ¿Son sólo dos? La palabra, sin ningún preconcepto busca ahora en lo igual la diferencia. El campo de batalla es el campo del deseo, de la acción de los cuerpos. Están ellas montadas sobre caballos imaginarios y banderas enemigas y el perfume del ataque. Entonces un cuerpo aparece sobre el otro, los pechos se tocan con los pezones erectos, flechas sobre flechas, hocicos sobre hocicos, aureolas detenidas sobre aureolas detenidas y estupefactas. Los pechos tiemblan, la respiración de los cuerpos no puede ocultarse detrás de sus combas y suaves declives, el latido del corazón no resiste su recinto, por los belfos diminutos pareciera que va a salir toda la lava de un volcán. El deseo entre los pechos desdibuja el número dos y quita las fronteras de la piel, que se reúne en un extraño monstruo binario. Pero las manos reaparecen, las bocas succionan, obstinadamente la lengua llega a otros labios en un intercambio sin fin. Apenas el rayo aparece desde las caderas, un fulgor las recorre hasta la nuca y las abre en gajos tibios y húmedos. Y, como ya no hay vuelta atrás, sólo les resta reconcentrarse en la entrega, como un pequeño homenaje al deseo.

E-mail de una amante - 22


Poema XIII de Trilce (César Vallejo)

Pienso en tu sexo.

Simplificado el corazón, pienso en tu sexo,

ante el hijar maduro del día.

Palpo el botón de dicha, está en sazón.

Y muere un sentimiento antiguo

degenerado en seso.



Pienso en tu sexo, surco más prolífico

y armonioso que el vientre de la Sombra,

aunque la Muerte concibe y pare

de Dios mismo.

Oh Conciencia,

pienso, si, en el bruto libre

que goza donde quiere, donde puede.



Oh, escándalo de miel de los crepúsculos.

Oh estruendo mudo.



¡Odumodneurtse!

X
"che quanto piace al mondo è breve sogno"

E-mail de una amante - 21


Domingo!!!

Ayer tuve una experiencia etílca complicada. ME acordaba eso que vos decías de cómo te puede pegar el alcohol en determinados momentos... Yo venía con un intríngulis de aquellos. Pero tenía un encuentro con unas amigas “cerveceras”. Nos comimos unas cositas y yo apenas probé un poco de cerveza (no me gusta demasiado, fue por solidaridad más que por otra cosa, Isabel terminó lo mío ). Casi inmediatamente empecé con una migraña in- fer- nal. Para colmo, mis amigos que compraron casa, habían armado festejo y yo me había comprometido en prepararles comida mexicana. Con ánimo recuperado me fui para allá, cociné, nos cagamos de risa. Al disponerme a comer, ya mi cabeza explotaba. Mastiqué medio burrito, bajé con un trago de Terrazas de los Andes Malbec (me fijé para que no te rieras de mí) y estaba que me moría. Mientras todos morfaban haciendo elogio de la cocinera, yo me fui reptando hasta el futón, hielito in testa, me moría... Cuando todos fueron a tomar el café al living, yo comencé a resultarles molesta en mi guarida/futón y Marielita, gentilmente, me llevó al dormitorio. La tía vieja y adolorida molestaba y la sacaron del medio. A eso de las 4, me aflojó un poco y me pude levantar. Mortal el asunto. Como verás, voy de cama en cama. Jeje.

Y ahora mismo me estoy yendo para tus pagos... ya que les había prometido hoy a las nenas una “IMPOSTERGABLE” salida al zoológico (mil veces quedamos y siempre pasaba algo: me enfermé, lo de la mano, etc.). Así que, me voy con una niña de la mano y la otra monita en upa a recorrer ese bello paseo. Si hacemos fotos, después te las mando. A veces puedo resultar tan multifacética, que tengo vértigo de mi misma. Muchas experiencias y muy diversas y muy juntitas.

Revolquémonos, revoquémonos, revolquémonos. El jardín te anhela y yo te beso (mucho)

X

E-mail de una amante - 20


Huy, huy, huy!!!! Veo un gato lindo y pelicorto, que sacude la cabeza ante lo inesperado. A saber:

- se sacude para sacarse los rastros de pelitos ya cortados que le esparcieron por el cogote y el hocico.

- se sacude porque luego de la rebooteada de la máquina viene la reputeada.

- se sacude porque “esta mina escribe taaaan largo” y “yo me mareo al leer taaaaantooo”.

- se sacude porque al relamerse, se le quedaron pelos en la lengua (may I help U?)

No se desespere. Si el antivirus se llevó la mejor versión, la más inspirada de lo que había escrito... paciencia... ya tendrá que ver usted cómo hacer para compensarme... La imaginación al poder.

Anoche volví a ver “En la ciudad”. Me encantó, me conmovió. La música es bárbara.

Besos mil. ¿Nos revolcamos un poquito?

X

P.S: Estoy de jardinera (uñas con tierra). Mi jardín no tan secreto necesitaba un poco de atención.

Au jardin de mon coeur

chante une joie nouvelle!

Tout vibre,

tout se réjouit de mon triomphe!

Autour de moi tout est sourire,

lumiére et joie!

Et je tremble délicieusement

Au souvenir charmant

E-mail de una amante - 19


Viernes escindido, múltiple.

Me pesan los párpados, un poco por la falta de sueño, otro poco por un deseo que perturba y pesa sobre ellos. O imeros enarges. O imerós enargués. El deseo que pesa sobre los párpados, decía la buena y vieja Safo.

Esta mañana, todavía me sentía abrazada/capturada entre tus sábanas, con la camisa a medio abrochar y con tus besos que nuevamente me colmaban. En un mismo tiempo se contrastaban la demanda del trabajo y los besos ardientes que llegaban desde el celular. Yo era la misma, pero con el recuerdo fresco de la presa sumisa, que al ser arrebatada por vos no hace más que confirmar hasta qué punto puede capturar. Como en una extraña cacería en la que los cuerpos se entrelazan en el consabido monstruo deseante de miembros varios. Y nosotras prescindimos de todo lo demás. Cazador y presa son una misma forma por una metamorfosis sagrada y sexuada. La boca sólo deja la otra boca para buscar palabras que provocan otros besos y más. Conscientes del dominio ejercido sobre el cuerpo de la otra, porque las manos nos lo explican, tensas y adaptadas al otro sexo, a los otros hombros, al otro cuello. Así veo el ademán de tu palma como un cuenco pero desprovisto de agua, que sólo se justifica y moldea acariciando mis caderas. Un cuenco sin agua, ya que el agua no nos calmaría esta sed. Esta manía febril que absurdamente no se apaga. Ardor que sólo cede ante el flujo y la saliva. Enlazáme por la cintura, así confirmamos que la remota expulsión del mundo, puede subsanarse desde tu abrazo.

Aunque no sea más que un hilo casi invisible, siempre queda en el otro cuerpo algo de la amante. Y ese rastro mínimo es el que permite la sabia memoria que nos guía, como una baba del diablo que me lleva directamente entre tus piernas.

X

E-mail de una amante - 18


Receptividad, divino tesoro!!!!!!!!!

X
--------------------------------------------------------------------------------
From: "M"
To: X
Subject: RE: primero te hago entrar/ pura retórica

UMmmmmmmm Ay chiquita.... son las ocho y veinte de la matina. Media adormilada. Media crispada, ya excitada, un poco tumbada en la silla de la pc bombardeada por tus y mis imágenes... y sí, el tiempo (como diría todo un gato bruto) se nos va al carajo cuando llega el momento. QUé paradoja.

Es así, el tiempo se estira pero no tanto. Se vuela y nos volamos mal. Son como dosis de placer que nos brindamos, desesperadamente. Es ahi y es completo.

Me gusta poder manejar esta cosa de lo sexual, de lo completo, de lo que es nuestra necesidad.

Me gustan los revolcones, los mimos, transpirar, desear, descansar. Me gusta ser amante de una tarde cualquiera o de un día cualquiera. Me gusta la sorpresa lo imprevisto. Cambiar la lamparita del auto y terminar frenéticamente corriendo de lugar la cama. Me gusta oler y olerte como prueba de que algo ha pasado por quién sabe qué extraña reacción química.

Ummm me gustan tambien mucho tus palabras y son tan excitantes como cada encuentro.

Besososssssssss al aire y a tu boca.

M_ZZZzzzzzz

E-mail de una amante - 17


Breve introducción a la inocencia

Miércoles a la noche (jueves de madrugada). Llegué hace un rato del festejo de cumpleaños número xxxxx de A. Cumplió el jueves pasado y ya fuimos a cenar con 25 grupos de gente para festejarlo... Pizza Piola, comimos riquísimo, deberíamos ir.

Me cuesta irme a dormir, estoy un poco pasadita de rosca, hoy fue un día largo.

¡Encontraste la película!!! Bien por el gato buscador. Leí como una buena niña los datos que me mandaste. Me da mucha curiosidad. Cine, cine, cine. El Ansia es una de mis películas de adolescente. Moría –ya sabés por qué– por Caterine Deneuve y ahí está hermosa. Toca en el piano el dúo de las flores de Lakmé. Obviamente yo ya me había ido a la biblioteca del Conservatorio a sacar las fotocopias de la partitura y aprendérmela en el piano. Chiquitita, pajerita e intelectualosa. En lugar de trincarme a la preceptora que era un auténtico tortón patrio... Torpezas de juventud.


Pura retórica

Así las cosas. Me pedís más cuentitos... Frente a la praxis, me quedo casi sin aliento. ¿Qué te puedo contar? ¿Te puedo seguir haciendo la cabeza con eso del sabor del vinito? Es cierto que falta un espejo que nos devuelva mi mejor perfil, pero volviéndonos ese extraño animalito duplicado en piernas y brazos (dos, cuatro, ¿mil?) lo que llega hasta los ojos sería una información casi secundaria. Es demasiado lo que llega por el gusto, el tacto. ¿Cómo procesar todos los sabores, la saliva, tu piel, la transpiración? ¿Qué hacer con cada rugosidad y cada llanura, el pelo, la humedad del sexo, la suavidad de tu lengua? Realmente no sé qué contarte. ¿Te explico que en tres horas (cuatro, seis) no logro arrancar de tu cama? ¿Qué te enlazás a mí y yo pierdo toda soberanía? ¿Qué me espanto por perder el control sobre el tiempo? (Y qué importa el tiempo...) Tu abrazo me sujeta y tu boca me busca. La misma boca que me ofrecías en los días del Festival de Cine y Festival Paralelo de Calentura por Escrito. Ahora esa boca me hurga, me abre, me lame, me vuelve totalmente vulnerable, me besa, me abarca completa, me colma. Ningún espejo alcanzaría a devolver la imagen exacta de lo que está pasando, aunque una luna devuelva el reflejo de mis caderas crispadas de placer en pleno galope sobre vos. No significaría nada. La imagen de mis piernas abiertas plantadas entre tus muslos podría resultar estimulante, pero tampoco significaría nada. Nada frente a la alquimia perfecta. Ya no interesa en lo más mínimo poder sacar oro de las piedras, si podemos volver incandescente el cuerpo. ¡Lo logramos, inutilizamos la utopía de la piedra filosofal!

X rosa1 rosa2 ¡¿rosa3?!

E-mail de una amante - 16


Creo que está muy bien tu actividad de evocación. ¿Te olés la manito? ¿Te mirás los dedidos? Me resulta estimulante. Yo también tengo un recuerdo grato y eso que el cuerpo me indicaba ciertos límites. También puedo jugar en esta tarde de viernes a evocarte, y es divertido, porque te encuentro aún antes de haber empezado y está ya listo todo el desfile de imágenes ansiosas: el hueso de la muñeca puesto en el brevísimo espacio que le dejamos entre tu torso y el mío, la nuca que no veo pero siento en la yema de los dedos, una sien, un clítoris, una de tus piernas que me busca entre las mías, las uñas que se rozan y no arañan, la espalda curvada, otro clítoris (¿será ahora el mío?), nalgas endurecidas por la tensión. Todo un galimatías, un carnaval en la suma de las pieles, los besos, la carne y el sexo cuando ya no se puede renunciar. El sexo en la cumbre del sexo como un caleidoscopio lleno de cristales y espejos fabulosos que nos ofrece flores imaginarias, dragones y acantilados junto a la imagen febrilmente deseante de nosotras mismas.

Gracias por los besos enviados, sólo atino a ...pedir más.

X

E-mail de una amante - 15


Me encantaron el diccionario y el diario!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! NO sabés lo que es Dorita, jamás podría tener un pensamiento maquiavélico. Imposible. Con todo me divertí leyéndolo. (se ha sumado medio poroto, mi querida amiga)

Piérdase en mi boca, para eso ha sido hecha!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Mis gemidos van como cortesía de la casa

X (la tercera rosa aùn te añora...)

The Cat's Diary

DAY 752-My captors continue to taunt me with bizarre little dangling
objects. They dine lavishly on fresh meat, while I am forced
to eat dry cereal. The only thing that keeps me going is the
hope of escape, and the mild satisfaction I get from ruining
the occasional piece of furniture. Tomorrow I may eat another
houseplant.

DAY 761-Today my attempt to kill my captors by weaving around their
feet while they were walking almost succeeded, must try this
at the top of the stairs. In an attempt to disgust and repulse
these vile oppressors, I once again induced myself to vomit on
their favorite chair...must try this on their bed.

DAY 762-Slept all day so that I could annoy my captors with sleep
depriving, incessant pleas for food at ungodly hours of the
night.

DAY 765-Decapitated a mouse and brought them the headless body, in
attempt to make them aware of what I am capable of, and to
try to strike fear into their hearts. They only cooed and
condescended about what a good little cat I was...Hmmm must
try this with their baby...

E-mail de una amante - 14


Qué se siente... emmm, primero un poco de calor por la espalda. Suavecito, suavecito , que va subiendo hasta hacerse un nidito en la base de la nuca. Podés colaborar poniendo la boca y un poquito de aliento tibiecito. TAmbién hay un cosquilleo en la cintura. Tus dos palmas podrían mejorar la sensación, si las ponés alrededor y hacés un poquito de presión. Todo esto sería un buen comienzo. Un buen beso en la boca disipa todo resto de tensión y un abrazo estrecho ayuda. Si una de las dos manos sube un poco, podrías ponerla en el cuello, acariciarlo un poco y llevarme la cabeza hacia atrás, anunciando un segundo beso. Eso suena sexy. Pero todavía estoy con la ropa puesta...

Decíme vos qué sentís, que sos la que se ofrece a pagar... Si me viene bien y resulta estimulante, sigo con el cap. II
Besos, muchos y púdico besos
X

E-mail de una amante - 13


Felíz día, trabajadora mía!!!! Agradeciendo todo el empeño y dedicación en la pequeña pero no menos artesanal y artística labor que nos involucra. Y disfrutando, aún hoy de la valiosa memoria del cuerpo que me recuerda gozosamente el paso de tu cuerpo sobre el mío.

Besos, miles de besos húmedos y celebratorios que te cubran de pies a cabeza y me permitan volver sobre ellos para juntarlos luego... y recomenzar una vez más a esparcirlos.

X

p.s. Me llevé junto con la mordida, el perfume de tus manzanas sobre el hombro. Ironía, como si sólo fuera una fruta y no el mismísimo oro de las Hespérides

E-mail de una amante - 12


Me hice un poquito la cabecita añoche con la lluviecita y todo eso. Pero sentía bajo mi lengua... el Reliverán sublingual que me corta las náuseas y las fantasías se me escapaban entre los dedos. Sabés qué es lo que me gusta particularmente al estar en la cama (con vos, por ejemplo y si ir más lejos) ese abandono de los tiempos y que de pronto, OOOOOPS, el sol vaya cayendo y se hace de noche y una... ni se dio cuenta. Esa pe´rdida de la temporalidad, ese abandono, me parece fantástico.

Hay cualquier cantidad de gente apestada... gajes del oficio.

Besos mil, tiernos y suaves (aprovecháme ahora que no tengo el Reliverán...)

X

Y la 3 flor no sale ni a palos!!!!!!!

E-mail de una amante - 11


Ajá, veo que hizo todos los deberes... Hay una librería más donde estaba "La insensata..." Esperá que me pueda poner en vertical (antes de estar nueva y gratamente acompañada en horizontal) que paso y te averiguo.

Viste que hay de todo en Dickens. Ahora ya tengo todo medio visto, pero en otros momentos me volvía con 4 ó 5 libros a casa cada vez que pasaba.

Recién se fue el médico... que tenga paciencia y no coma hasta que pase el "ventarrón". Batí todos mis record y ahora peso 51 kg. Todavía sentirás algún interés en mí??? Tu Goldencito del MSN debe pesar más...

Besos, muchos besos. Te mando todo los besos que la memoria del cuerpo me pone a mano para que te escriba. Tus mimos resultarán curativos.

X

La tercera rosa se niega a salir del jardín secreto

E-mail de una amante - 10


Qué especímen, corazón, qué especímen!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
Pura pose, pura pose!!!
¿Qué vos no sos una intelectual, no hacés percusión, no sos re-alternativa, no estás re-tatuada????
Ahhhh, pero si mal no recuerdo algo con una gatita negra habías estado haciendo... preguntá a tus vecinos que ya usan la terraza de enfrente como observatorio "peep-show"
miau, miau, miau (acompañado de una lenguita que recorre desde el mentón hasta el borde de la nariz)
X

E-mail de una amante - 9


Qué voy a tener problemas con tus botas, tesoro?!?!?!?!?!?! Eso ese llama delectación, no problema!!!!!!!!!! Seguramente tenga de donde agarrarme. PAsar el brazo por la cintura de la chica es un gesto burgués, pero no por eso menos encantador...

(me van a colgar de la Plaza de MAyo. En fin. no hay más que una vida)

Sí, apoyo la cabeza en vos y me quedo por un rato. Después sigo con lo que tengo que hacer para "mañanasinfalta". No llegaste a las 200 palabras ni por casualidad. Pero hay algo despojado que me conmueve. Llamémosla estética minimalista.

Sí, podés mirar el estado de las flores: Creo que se la bancaron bastante bien, creo que están más lozanas todavía por la humedad extra en la que andan. ¿La sentís? Y sí, se nota a dos cuadras. Todo el mundo con piloto y parguas. Estos días viene siendo medio difíciles.

Tu celu quedó agendado. Casi todos los números que frecuento me los aprendo al toque. CAsi no uso agenda. Sucede que ´ni sabía que tenías celular. Oh, oh. Por los mensajes... bueno, probemos... si en una semana no contestás quiere decir que estás en otra provincia o que te olvidaste el celular o que... Yo los uso bastante, después me quiero matar al ver la factura, pero son útiles, a veces me parecen menos invasivos que la llamada en sí. Me da medio "cosa" llamarte. No tengo la idea muy definida. Me da "cosita" pero al mismo tiempo me da ganas de escucharte. Debo tener tu número por ahi... 83 y algo, tenías unos cuantos 3 (¡¡¡¡ Como las flores de la costa!!!!!). Ese sí que no me lo acuerdo. Doy por cerrado el párrafo de las contradicciones.

Te mando el beso ya número... qué se yo. Acabo de salir de tu cuello-escondite y, antes de pararme (me quedé un rato a upa) , como quien no quiere la cosa, ¡plop! te cayó un beso en plena boca!!! ¿Distraida?

X (la otra quedó arriba)


--------------------------------------------------------------------------------
From: "M"
To: X
Subject: RE: oki doki, fucking french

BUENO BUENO, por lo del otro mail ya saqué la pava del fuego. Me suele pasar que la dejo más tiempo del conveniente. Pero vuelvo a poner más agua no hay problema.

En cuanto a mis botas Prune algún problema?? Vértigo sufrís?? Vamos nena, nunca anduve de chatitas que vos recuerdes asi que para mí que es solo impresión. Aparte cualquier cosa agarrate de donde mejor te parezca. No te vas a caer, perdé cuidado.

Te cuento lo que le pasó a la de Quilmes. Salió el viernes tarde y perdió el celu, hizo la denuncia etc. Igual recuperó un papelito luego en la casa y nada quedamos que salíamos otro día. Me causó gracia porque arrancó diciendo Perdón de corazón pero no fue de cortada.etc etc . Le creo porque algo así me pasó anoche. No te lo conté si mal no recuerdo, no? si querés luego te lo comento. Siempre estoy por anotar todos los celus que voy agregando y que no actualizan mi vieja agenda casio y ahi está el problema. Se pierde alguna y me quedó una base de datos perdida. No sabía que seguías con el viejo celu. Viste que eso es algo que hoy día es como cambiar de bombacha (vaya comparación la mía). Pero muchos cambian el nro. Yo tengo el mío y es una cuestión de estado. De estado de ánimo jajaja. 155-xxxxxx
Bueno eso es por si quedó agendado mi nro. ya que el skytel por lo visto lo conservaste en memoria. Tengo CTI asi que a veces es medio choto para mandar mensajes del interior, enviar mas de 2 mensajes en la misma localidad o recibir otro mensaje de una compañia a la mía. Anoche Hernan mandaba msjes a la prima a Corrientes al toque. Me manda a mí a una distancia de 7 metros.... no lo recibí hasta no sé que momento que ya no lo dí bola pensando que se había perdido... so.... una merdi.... a veces si ... a veces no.... Ni con eso se puede contar jajaja.

Claro que fue un halago respecto a la minoría. Lo ponés en duda. Cualquier cambio de opinión te la haré saber.

Bueno como en esta ocasión me dejan un solo beso (mezquina) lo pienso destinar a mi cuello. Lado derecho. Medio escondido bajo el pelo, casi hacia la nuca, muy suavecito, muy calentito. Un poquito tímido pero no por eso menos decidido. Un beso donde los labios jueguen con mi piel. Un beso que quiera permanecer escondido y que la dueña pueda reposar su cabeza en mi hombro, se acomode y ahí se quede.


Las rositas apretadas esperando florecer terminaron inservibles. Cómo puede ser?? Entre las piernas y terminan inservibles??? No lo creo, puedo fijarme?

Un beso dominguero, medio alegre, medio melancólico, medio con noni, pero que va despabilándose a medida que lee los mails

PS: En el Abasto van a poner una foto tuya seguramente como la espectadora del mes. Eso sí, no te olvides de llevar los anteojos .... o por ahí para la foto te los podés sacar si querés. Pochoclera vieja (cariñosamente POP!)

SUN-M-DAY

E-mail de una amante - 8


Me estás masacrando, tesoro!!!! no me doy cuenta muy bien de pa´dónde va (o viene esto) pero te digo que me estoy quemando viva a causa del vapor de agua que ya está largando la pava. Me tiembla el pulso y casi no puedo sostener la tacita.

Si, entiendo lo que decís acerca de esperar y no desesperar. Viste que a veces la gente es poco confiable? o se vuelve desconfiable? O hasta el más amoroso se corta para su lado y deja pagando???? Sí, entiendo lo que decías.

Encontré los anteojos. YA veo más claramente algunas cosas de mi vida.

Estuvo copada la película... mucho para pensar.

LOs libros: Uno, "la misteriosa geometría del amor" (creo que es ese el título) y el otro "Los cuerpos celestes". EStán en las mesas de ofertas de Corrientes junto con una excelente versión de las "Memorias de España" de Casanovas. Este no es de tortas, pero fue editado por una torta, que más que torta es un budincito y está para comérsela .

"Vos estás excluída en el grupo de la minoría femenina." Lo tomo como un elogio... Conocés "El mito del eterno retorno" de Mircea Eliade??????????

Besos, provisoriamente, besos

X
--------------------------------------------------------------------------------
From: "M"
To: X
Subject: RE: buena mañana de domingo

Bueno creí que era yo sola la que está sufriendo abducciones alienígenas.... Me la imagino a D. mirándote y pensando qué le pasa a mi dueña con el monitor??? Qué estará husmeando??? Estará rico?? Después me fijo cuando se vaya...

Retomando el tema de esperar y no, es otro tema en gral. al que me refería...

Cómo te voy a tomar de amiga asexuada!?!?!?!?!? MI DIOSHHHHHHHHHH!!!! Jamás lo podría hacer. Creo que precisamente con vos no lo podría hacer nunca (ni tampoco es mi intención modificar eso) y ahí está lo divertido. Vos estás excluída en el grupo de la minoría femenina.

Yo respecto a esperar o no me refiero al tema más de ser pata o no. Tuve suerte sí, pero lo que lo hablo, lo hablo por la masa en general, por la muestra que uno toma para las estadísticas (qué me está pasando hablando de esto a las 12 y cuarto del mediodía), por los que no tienen que ver mucho conmigo o no conozco, va por el vulgo (?!) en gral. Estoy cuidando el agua en el fuego. Asi que seguí con la tacita que ya te sirvo.

Y por lo de esperar no es esperar por esperar algo de la persona a nivel abstracto. Me refería (yo lo que paso que escribo cosas a veces referenciadas a cosas específicas) por ejemplo un viaje, una salida, y que cuando estás sola uno querría ir con alguien a hacer algo. Entonces hasta que coordinaste, hasta que el otro te hace la gamba, o por ahi precisamente no le interesa, entonces muchas veces hay quienes desisten de hacerlo. Lo que aprendí es a bancarmela sola y hacer lo que ejem, el tuje se me canta sola o acompañada. Trato de no modificar ese deseo primario y personal en función de si lo puedo compartir o no. Y por lo tanto trato de disfrutarlo por el solo hecho de que yo tenía ganas de hacerlo. Es en ese aspecto solo. No torcer el propio deseo de tu pata de perro, nada más.

Ahora ya la ubiqué a S. y un tema de planos que habían desparramados en toda su casa. Estuvo bueno el relato del baile. Rápida y furiosa la S.... jejeje Las imágenes que me hice fueron para hacerlas en celuloide. Casi a nivel de "Todos te dicen te quiero". Ya te hacía bailando por las calles parisinas con tomas aéreas.

No ví esas películas y son algunas de las que tengo que ver porque sabía que eran buenas. Tambien tengo pendiente Gatúbela pero por otros motivos menos artísticos. Bueno artístico son los motivos, pero no respecto a la trama de la película... Lo de las torto-novelistas imagino que están en tus manos. VOs sabrás procurármelas no???? Pago

Besos con una mano derecha con deditos fríos. Me das la mejilla y ves?

M-DANCE pies cansados por los tacos de mis botas Prune jajaja

E-mail de una amante - 7


Qué curioso!!! Yo no sé dónde dejé anoche mis anteojos. Estaba redormida, recuerdo el circuito que hice por la casa, pero no los encuentro. Escribo con la nariz medio pegada al monitor... PAtético.

HAcés mal en no esperar nada de nadie... Calma, calma. Tratá de pescar por la cola ese (único) ratón que te quedó fuera de la jaula. Tal vez algo se pueda hacer... Mi querida varonera, te diste cuenta de que le estás escribiendo a una chica. O súbitamente me transformaste en esas "amigas asexuadas". Si sacaste la pava del fuego, please, avisáme. Es muy feo quedarse esperando con la tacita en la mano y el saquito de "4 frutos rojos", esprando el agua.

Lamento decirte que yo no estaba bebida. Rara vez me bebo. Me gusta más tener todos los sentidos bien prestos. Lo otros había retomado. Y la S. se la rebanca. Francesa, ella. Vive en PArís pero trabaja por todos lados. Se la pasa viajando. Arquitecta.

CAfé con leche, café y leche... poné vos en la taza lo que creas que me pueda satisfacer más. Eso sí. dulcecito. Dale, acercáte. Que estamos en confianza...

Para variar, me estoy yendo.

Besos, sólo con el gustito de la pasta de dientes. Menta fresquita, fresquita

X (batteries- on)

E-mail de una amante - 6


No, on line un carajo. Bueno, una lástima.

Hice mil cosas hoy. Hice almuerzo rico para mi papá que se volvía a Mar del Plata. Lo acompañé a tomar el tren (me pone retriste eso). Me vi "The shoe fairy". QUe estuvo bastante bien.

Fui sola al cine, una lástima que no hayas estado. No, no me hubiera ido para otro lado de haberte visto. ¡qué es eso! ¿Un pequeño ataque autodestructivo????? Nos hacemos la cabeza y después ponemos cara de "uy, no sé"??? No, no me hubiera ido para otro lado, supongo que te hubiera ofrecido una carilina (si por eso era el wilpan) y te hubiera rascado un poco hasta que te sientieras más reconfortada. (bueno vieja, 1100 personas, el Hoyts a pleno. Pa´más no da. Pero el pecho argentino se ofrece). Oh.Pregunta del millón: ¿Vos te hubieras rajado?

Estoy haciendo mucho desarreglo ultimamente. jum-jum

Encuentro al toque tu respuesta, pero tú... tú no estás. Una lástima repito. Por segunda vez en la noche .

Tengo algo divertido, también de S. y en relación al alcohol, una noche que REDEPENTE la casa se llenó de gente... y todos tomaron como cosacos. Pero son 10 y pico. Me quiero bañar y acomodar un poco antes de partir para la trasnoche. Estoy medio hecha un trapo. Te mando algún poemita o textito, algo va para allá.

No me da la libido para seguir solita de este lado de mi tecladito, en mi estudito, con mi gatita mirándome ( es Hermosa). Yo tampoco comí casi nada hoy. Me voy aponer al día.

Sólo dos besos. Uno en la mejilla derecha. El otro en la palma de la mano izquierda. Usted no estaba, no puede pedir más. Está en usted cómo recibirlos. Medio adormilada tiene un aire tiernito...

X ( floreciente y ansiosa)

E-mail de una amante - 5


Claro que te podías quedar un rato más acurrucada (no sos tonta, cerca de las axilas la piel es más suave, todavía) la hora no importa para nada!!! Total, hoy era sábado... Leche con un poquito de café. Dulce, por favor. Tibio.

No soy muy amante del vino, pero ya que de eso se trata, por vos hice una excepción.

Anoche: cine. Volvimos retarde. Vimos “Los suicidas”. Me pareció fabulosa.

Escribir me pone en estado de gloria. Leerte esta mañana, me “perturbó” un poco.

Ojo con las compras compulsivas!!! Ya te explicaré mi método.

Un beso, sólo tiene el gusto del café con leche. Pero hubo más sabores, juro que hubo más sabores.

X

-------------------------------------------------------------------------------
From: "M"
To: X
Subject: Buen día

No hay nada como sentir el sabor de un rico vino y sobre todo si uno busca la huella en una boca. Y me quedaría por largo rato tratando de descubrir matices y de sentir calentura en tu boca. Mucha calentura.

Me encantó el cuentito, y ví cada cosa que contaste. Y me encantó como lo describiste. Y quiero más... Puedo acurrucarme un poco más??? Aunque sean las 6 y media de la mañana??

Bueno a esta hora te puedo ofrecer leche. Fría o caliente?

Besos

M. buscando las alitas

E-mail de una amante - 4


No me olvido de que reclamabas masajitos y que además te debía un cuentito de "buenas noches". Madrugadas, en realidad.

Vení apoyá la cabeza acá, que yo te paso un poco los dedos, así, suavecito entre el pelo y te libero de tensiones. Sí, la piel de la panza es siempre más suave. Parece más finita. La curvita de la cadera te deja el espacio justo para apoyar la nuca ¿Sabés que hace muy poco que empecé a usar bikini para tomar sol? Sí, raro. Una más de mis rarezas. No me da vergüenza desnudarme. Pero aún así, no usaba bikini. Me daba algo exponer el cuerpo. Lo más curioso es que en Barcelona hacía topless, pero con la malla entera enrollada a la cintura. ¿Qué loco, verdad? Ahora mi panza empezó a estar bronceada, pero igual la piel parece más delicada que la del resto del cuerpo. Todavía me queda alguna marca del sol de este verano... Ah, viste que te relaja!!! No te me vayas a dormir, por favor. No me dejes hablándole al aire. ¿Te gusta el perfume? Lo uso desde hace algunos años, tal vez después de que nos encontráramos por última vez. ¿Vos en ese momento usabas Halloween, verdad? Es curiosísimo cómo me quedan los perfumes grabados en la memoria. Este es L´eau par Kenzo. Lo empecé a usar en París. ¿Qué es? Base de pomelo. Es fresco, pero a la vez tiene un toque picante. Si te ponés un poco más de costado te puedo acariciar el cuello y bajar por lo omóplatos. ¿Viste cómo se junta tensión ahí? Y eso que es la zona más delicada de las mujeres, yo siempre miro esperando ver aparecer las alas... Pero no aparecen. Te decía, lo empecé a usar como recuerdo de una mujer que conocí en París. Ella, sin conocerme, sólo por medio de unos amigos en común, me había dejado las llaves del departamento para cuando yo llegara. Ella estaba en Ucrania, en la boda de su socio. O sea, que había estado viviendo en su casa por 10 días y no le conocía la cara. Llegó el 13 de julio. Ese año milagrosamente había un verano tibio y despejado. Milagro, París es hermosa pero el clima, espanta a cualquiera. El 14 era el gran festejo. Para ellos la liberación de la Bastilla es un evento. Hay bailes en las calles, fuegos artificiales y todo un estado de gloria que resulta impensable para nuestras fiestas patrias. Esperá que me estás clavando algún huesito por ahí, nos tenemos que acomodar mejor. Bueno, te decía de la libertad. Y ese perfume me da la idea de liberación, de placer liberado. Ella me llevó la noche del 14 de julio a hacer toda la recorrida por los bailes y los festejos. Desde los fuegos artificiales en la Place dela Bastille, al baile más célebre de todo París (no te rías): los bomberos de la ciudad abren el cuartel central y ahí se junta toda la gente a bailar. ¿Te hace cosquillas? Está bien. No te paso más la yema de los dedos, abro la mano así no te da cosquillas. Bueno, primero pasamos por “el cuartel de bomberos”. Como había un mundo de gente, decidimos irnos después de que ella saludara a sus amigos. La noche estaba bárbara y por eso, volvimos caminando. Unas pocas cuadras más adelante, nos encontramos con un callejoncito, la “rue Marie et Louise” (la podés buscar en el mapa, claro que existe, distrito 11), ahí habían puesto un tabladito donde tocaba una orquesta medio improvisada, con una mina feísima que tocaba el acordeón y comandaba todo. Nos acercamos para que yo conociera el “típico” festejo francés. ¿Viste que la música popular francesa tiene algo de decadente? Ahí ella, mi amiga mi invitó a bailar. Me moría de vergüenza y de ganas. Le dije que no bailaba, no me prestó atención y, en un segundo, ya me había agarrado la mano derecha y me había pasado la mano por la cintura. Bailábamos, pero a la antigua. Sólo habíamos charlado hasta ese momento. No nos habíamos tocado. Ella se reía de mí porque me veía incómoda y haciéndose la galante me preguntaba si siempre iba a bailar a ese lugar, si estudiaba o trabajaba. Por lo visto el levante típico es típico para todos los hemisferios. Yo jugaba a hacerme la púdica (en verdad, un poco de pudor me daba) pero le contestaba y me reía. Antes de que terminara la canción ya me tenía bien sujeta por la cintura y me había entrelazado los dedos. Sentía las caderas de ella pegadas a las mías. Con los últimos compases yo me preguntaba qué hace la gente que se toca cuando termina la excusa para tocarse. Paró la música y yo la miré casi con miedo. Estábamos bailando en el medio de la calle. Me apuraba la urgencia de tenerla más cerca todavía y los otros 40 vecinos que bailaban a nuestro alrededor. Ella no me soltó. Yo agradecía la cercanía de su camiseta de algodón amarillo y el perfume de pomelo. Al pasarle la mano por la espalda, podía sentirle cada una de las vértebras. ¿Ves? Así, como te hago ahora. Cuando recomenzó el acordeón, su rodilla estaba ya instalada entre las mías. Ya no me daba cuenta si la gente nos miraba, ni si había gente. ¿Viste esas canciones al estilo Edith Piaf? Bueno, tocaban esa música. Parecía una película ¡De verdad, todavía me quedó el gustito dulzón del vino! Mmm. ¡Qué bueno! ¿No? Entonces... Ah, sí, ese fue el primer acercamiento. Fue bárbaro. Ahí empecé a usar ese perfume, no es el único, pero me trae lindos recuerdos. Y viste que está buena la historia. Sí, hace ya media hora que terminé la copa, pero igual me quedó el sabor sobre la lengua. ¿Querés sentirlo? Subí un poco la cabeza que, escorzada como estás, no te llego a la boca ni por casualidad

E-mail de una amante - 3


Quedáte tranquila, las dos estamos más viejas... pero somos un encanto!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

No protestes, chiquita, vamos a la Feria, te hago masajes y no te dejo màs tarea para el hogar. Y el piloto está buenísimo, si querés te doy permiso para que lo uses de fetiche.

Estoy llegando tarde jeje. Me tomé un capuchino. El budín lo comì en el desayuno.

Eufemia: en realidad tiene que ver con faro (latín) o femein (hablar) O sea, hablar bien. Tu nombre tiene la misma raíz (Eu- genos: la bien nacida).

Sí esto es adictivo, ¡Viva la adicción!

Besitos
X ( en estampado liberty)

E-mail de una amante - 2


Oh, usted por acá!!!!!!!!!! Córrase un poco que esto mancha:

Listo. Vuelvo. Qué bueno encontrarla nuevamente, aquí, once again.

Al pan pan y al shawarma, shawarma. Que a lo largo de los años hemos compartido más que un café y más de una vez. Por eso lo de amigas...En fin. La eufemia (eu y faro: otras dos palabras griegas. Se las dejo como tarea para el hogar) a veces es útil.

Le dejo un besito de buenas noches. Con lo de mi piloto, haga lo que pueda. Qué le voy a decir? Hoy a mí me fue re-útil. Por la lluvia, vio? Que descanse relajadita... Oink, oink


X (floral, como siempre)

No debo ponerme en situación de que me digan vieja amiga, ni que masajeo cosas, ni un carajo

No debo ponerme en situación de que me digan vieja amiga, ni que masajeo cosas, ni un carajo

No debo ponerme en situación de que me digan vieja amiga, ni que masajeo cosas, ni un carajo

E-mail de una amante - 1


Vení, nena que tu huelo toda!!!!!! Ah, que internet no tiene perfume... bué , qué le vamouacé.

X

viernes, mayo 05, 2006

Filosofía barata a las 4 de la mañana en AMERI-K


Ahí estoy yo. Parada frente a un trava que no cesa de sonreír a cuanto ser que pasa y lo mira. El sentadito y feliz. De cuando en cuando le piden que pose y flashes.

Sus largas trencitas rubias caen sobre su cola. La remera ceñida es lo suficiente corta como para mostrar su generosa panza. Las tetas asoman en su máximo esplendor, con la misma impunidad que su panza.

Lleva una pollerita a cuadros de colegio inglés pero de una preescolar. Medias altas hasta la rodilla. Me pregunto serán las TOM? Zapatos con plataforma de 30 cms por sobre el nivel del mar.

Sonrisa y simpatía por doquier. No sé quien es pero parece que muchos lo conocen.

No salgo de mi asombro y tomo otro sorbo de mi vaso con 40% de alcohol.

Cómo hace para tomarse tanto trabajo de producirse como mujer. Y más aún de mujer puta.

jueves, mayo 04, 2006

10 razones frente a un levante, para huir como una cobarde


La situación es un boliche o pub o lugar de encuentro. Una está parada ahí, al acecho de ser acechada. Está atenta al movimiento, mirada y demás de la futura presa. Una está en ese momento clave de que la noche sea la mejor de todas las noches vividas, por el simple hecho de haberse levantado a ella. La que ocupa todos nuestros pensamientos, deseos, motivaciones, sentimientos, y obsesiones.
Estamos paraditas ahí. Continuamos inmutables. Con el vasito en la mano o con un cigarrillo para las más ansiosas. Con aire de querer estar relajadas, como si nada, como superadas. Pero no, estamos en los umbrales de la desesperación. Porque es el momento clave de hacer la movida que haga JAQUE MATE.
Quién se tomará el mate?
Pasemos a las razones de siempre por las cuales nos tomamos el mate frío.

1 - Me mira. Parece que me quiere hablar. Ummm, está conmigo. Pero... no será que me conoce de algún otro lado? Y si meto la pata pensando que me quiere levantar?

2 - Se acerca. Me está mirando. Mejor le dejo a ella la iniciativa para que me hable. Va a ser mejor... Por qué se demora? Qué se cree? Por qué no se anima?
Si tanto le intereso debería acercarse y hablarme. Yo no me pienso mover de acá. Qué venga ella. Si tengo buena onda...

3 - Me mira. Miro de reojo y siento que me sigue mirando.
Mejor miro para otro lado.

4 - Ah, ahi está. Me voy a ir acercando de a poco a su mesa. Voy a hacerme la distraída y a hablar con alguien mientras tomo algo. Oops, me miró!. Mejor le doy la espalda que es mi mejor perfil. El saco me queda bárbaro.

5 - Me está mirando. Tendré algo en el pelo? Estaré ojerosa?? Tendré la cara con buen semblante? O se me habrá corrido la pintura de los ojos?

6 - Me miró y esbozó una sonrisa. Ay... qué hago? No puedo sonreírle. A ver si aparece algun resto de la ensalada de rúcula y brotes de alfalfa de esta noche. Por qué no habré comido otra cosa? Por que no me fijé antes?

7 - Me miró. Qué hago? No sé. Mejor solo la miro. No da para decirle nada. Qué le puedo decir? Cómo se llama? No, mejor lo dejo para el próximo fin de semana y vemos.

8 - Umm... se va a sentar en un reservado. Está sola... qué hago? Voy? No, mejor no.
Me estará esperando? Esperará a que vaya? Puede ser. Pero ... y si quiere estar sola? Mejor no. No quiero ser invasiva...

9 - Está bailando y mira para mi lado. Mejor me pongo a bailar un poco más decontracté. Sigue mirando. Le gustará como bailo? O pensará que bailo como el tujes?

10- Ya voy por el quinto Cuba libre. Quiero que se ponga en pedo y relajada, pero insiste en no querer beber mucho. Ma si! Yo voy y pido 2 cuba libre más...Dónde venderán Alikal? Oops... se me da vuelta la cabeza. Ughhhh ... creo que voy a vomitarrr!

martes, marzo 07, 2006

Una tarde de estas ...


Pienso.

Te imagino.

Acabo, acabamos.... Te miro y muero de amor cuando te miro.

Tus ojos brillan de felicidad tambien.

Qué puede importar más sino sentir nuestro placer desparramarse por entre las sábanas.

Tu casa se ilumina y te abrazo

Qué bueno es volver a sentir la suavidad de la piel de una mujer.

Qué bueno es volver a gozar de a dos.

Qué bueno haberte cruzado.

viernes, febrero 24, 2006

Carne de exportación


Qué aftosa ni aftosa.

Las argentinas a pesar de esta malaria estamos bien buenas y mejor que mucha blonda yanqui...Puajjjjj... A pesar que igual tengo mis preferencias yanquis y no son pocas.... Gracias a Dios soy de gustos amplios y variados.

En un blog foráneo empecé a ver unas fotos de la "Babe del Día" con nombres de minas que ni idea. Algunas eran conocidas. Hasta había una foto con THALIA!!!!! Si la hubieran oído hablar en las novelas en que las hemos visto acá, no hubiera aparecido seguramente como la BABE! sino como la BOBA DEL DIA!.

Toda esta algarabía que me lleva a abrir esta nota se debe que de link a link viendo las caras de las niñas más lindas llegué a nuestra COTERRANEA, ARGENTINA, SANTIAGUEÑA, HERMOSA por donde se la mire... PAMELA DAVID!!!! Para mí digno ejemplar de la mujer argentina!

Esa foto fue tomada seguro de un programa chileno al que fue el año pasado.

Si quieren linkear o chusmear el blog de donde saqué la foto, la dirección es http://evild.blogspot.com/2006/01/babe-of-day-pamela-david.html

5 Digit Disco
Buzzing the honey hole
Backslappin' Betty
Bailing out the Gravy Boat
Beaver bashin'
Bouncing the bearded clam
Buffing the box
Buffing the jewel
Buttering up the whisker biscuit
Clam twiddlin' jamboree
Critter crammin'
Damming the beaver
Dialing "O" on the little pink telephone
Diddling miss daisy
Diggin' for clams
Digitis Erectus
Fingering the fountain
Flicking the minnow
Friday night lip service
Frosting the muffin of love
Giving yourself the finger
Going for the gooey duct
Impeaching Bush
Juicing the clam
Let your fingers do the walking
Lip smacking
Menage a'moi
Petting the kitty
Piddly Diddler
Playing the squeezebox
Pokin' the pie
Polishing the little pink pearl
Pumping the kooter
Punchin' the chipmunk
Reading in Braille
Riding the clitoris-sauras
Romancing thy own
Roughing up the suspect
Self-guided tuna boat tour
Smacking Jerry Garcia on the nose
Spanking Lucy
Stroking the newt
Ticklin' the taco
Tissue tickling
Twirling the pearl
Unbuttoning the fur coat
Warming the wrist rocket
Se produjo un error en este gadget.