jueves, diciembre 23, 2010

Fin de año o... recargando pilas


Un nuevo año está a punto de terminar. Un año que tuvo alegrías pero tambien tuvo la partida de seres queridos. Un amigo en particular que era par, compañero de salidas, noches, tardes, desayunos, charlas, actividades, paseos, viajes. Su partida me dejó miles de recuerdos, que son prueba que vivimos muchos momentos que nos tuvo muy juntos. Hubo momentos lindos y algunos dolorosos. Pero son todos momentos de vida plena que me alegro haberlos vivido con alguién como él. En mi corazón sigue estando y de ahí no se moverá. Sus abrazos siguen abrazandome fuerte.
También están los amigos que siguen ahí, dandome el cariño y la fortaleza que a veces necesito aunque parezca que no. Están cada vez más cerquita, haciendo grupete a mi alrededor mimándome, cuidándome.
Están los amores, ex's, "amistades coloridas" que más cerca o más lejos, fueron caricia al alma también. Fueron pinceladas de pasión a veces, abrazos amorosos, besos entregados con el alma.
Soy rica en afectos. Y la vida me sigue compensando con nuevos afectos, con gente que conocía, que reconozco y que redescubro. Gente nueva y otra que sigue ahí a pesar de los años que ya han pasado.
No puedo más que sonreír y dar gracias por semejante riqueza. Espero que cada uno de ellos, reciba la felicidad que tengo y renazcan en paz y amor. Espero que cada uno, lo conozca o no, descubra ese caminito interno que lo fortalezca. Ese caminito a veces solitario por momentos y otras lleno de caminantes que nos dan una mano para seguir.

martes, abril 06, 2010

Sor o ... pregunta

Nuestro equilibrio interno muchas veces corre el mismo peligro que las placas tectónicas de nuestro planeta. Se mueve y todo empieza a peligrar.
Ser, parecer y seguir. Pero nada queda en el mismo lugar.
Quizás sea bueno volver a empezar después de un break, decía la optimista.
Un amigo me comentaba su sábado por la noche y la crisis interna multiplicada por la que atravesaban algunos amigos en común.
El encarar con alguien una conversación y quedar para cenar un día cualquiera de la semana. No sabemos cómo pero la misma persona le termina proponiendo vía sms, una fiesta de tres para cualquier otro momento. No puede decir que no hay planes a futuro.
El babyface que es buscado por todos menos por el que a él le gustaría, por no ir a dormir solo esa noche decide irse con aquel que bueh...zafa(?!?!?!). Después andará protestando por su propia elección... una vez más.
Doblemos en cuatro lo que queda del ego, y metamoslo en el lavarropa.
En qué parte de la comedia decidimos convertirla en drama?
Recalculando... recalculando.... debería decir el GPS de mi cabeza.
No siempre lo escucho ni tampoco le doy el tiempo necesario y quedo en medio de la villa 31 todavía preguntandome porque decidí volantear en esa bajada si iba bien. Por qué preguntarse tanto si tan solo había que seguir derecho? Por qué me miran la barrita de chicos en la esquina si no tengo amigos por el barrio?
Muchas veces nuestro propio picasesos domina la situación.
La angustia oral, los mails, las miradas, los sms, los "no sms", el regalo en cuotas que aun seguís pagando o el regalo que nunca entregarás, eso que hablaste un dia y que ya es historia pero de la bien antigua, lo dicho, lo omitido, lo supuesto y lo imaginado. Todo eso tendrías que ponerlo en una cajita con candado, poner tu mejor sonrisa, alzarte un poquito de hombros y ponerlo en el estantito de arriba. Si corazón, con la escalera llegás mejor ;)
Sor en turco significa pregunta. El tema que canta Serdar Ortac(turco) esta incluido en el album "Mesafe" que significa "La Distancia".

miércoles, marzo 31, 2010

Fin del recorrido o ... imprevisto final


Hago zapping y de golpe aparecen noticias de asesinatos, asaltos, choques violentos, etc, etc. Todos finales fatales.
Lo que me provoca ver este tipo de noticias, es el sorpresivo encuentro con la muerte. Pero antes de llegar a ella, me pregunto como habrán sido los ultimos instantes para quien es su ultimo dia en esta vida. Cómo habrán sido los últimos 10 minutos previos al final. Cómo habrán sido sus horas anteriores. A quién vió, con quienes habló, a quién imagino, a quién quería ver, qué deseaba hacer el fin de semana, a quién envió el ultimo sms. En fin, cosas bien simples.
Simples y cotidianas.
Simples, reiteradas y diarias. Pero de pronto ese imprevisto giro de la vida. Ese libro que se cierra sin epílogo.

viernes, enero 22, 2010

Besos o... esa boca es mía

Cuántas clases de besos hay? Muchos según la boca y los labios que besemos.

Recuerdo una vez que me tocó una chica que besaba de una manera muy particular. Devoradoramente. Y no exagero. Tenía la costumbre de morderme la lengua y no parar. Suena loco y cómico pero no era así. Por alguna buena razón era excitante y adictivo para ambas. El resultado era tener al final del encuentro una lengua que latía desenfrenadamente por muy buen rato :P

Hay otro besos que son profundos y pareciera que buscaran algún secreto oculto. Exploran, juegan con la lengua. Mordisquean los labios que para mí tienen una fascinación en sí misma.

Los labios son como el lóbulo de la oreja. Carnosa y sensual. Provocadora y sumisa.

Muchos logran besos robados. Buscan y buscan para llegar a ese encuentro que de otro modo llevaría un tiempo que no se quiere tomar o no hay.

Para mí el beso es meritorio cuando se encuentra y no cuando se roba. Robarlo sería forzarlo. Es fácil. Es poco factible rechazarlo. Muchas veces, quien lo roba, conquista y gana por KO. Pero esas conquistas para mí tienen un logro de corto alcance. En realidad la espera por ese beso es una conquista personal que particularmente disfruto más.

Hay besos que son cortos, pero cariñosos. Guardan a veces el deseo de tener mucho más tiempo y espacio. Guardan el deseo de abrazar, de envolver.

Un beso de despedida, es breve o eterno. La brevedad quiere hacernos creer un reencuentro próximo. Si es eterno, es que queremos parar un reloj que sigue avanzando aún sin agujas.

Un beso ha de ser siempre un momento mágico de dos.

(*)Jaqueline Andere y Rebeca Jones se dan un beso, parte de la obra Entre Mujeres. Uno de los personajes reacciona de esta manera al enterarse que su marido le es infiel con una lesbiana.
Se produjo un error en este gadget.