domingo, mayo 25, 2008

Bésame mucho o ... kiss me

No sabía qué hacer. Moría por besarte. Mientras estaba en pleno debate sobre qué hacer y qué no, oía de fondo tu voz poniéndome al tanto de tus nuevas actividades. Yo no tenía ni la menor idea en dónde estaba parada.
Si hay algo que puedo hacer es estar y desaparecer y transportarme a un lugar donde estés sola conmigo.
Volví a tierra y seguías mirándome y te reías de algo que te había pasado con un cliente del estudio. Me sonreí y solo refrendé con un "qué bueno!". Esperaba que no llegara el punto en que me pidieras alguna opinión porque iba al muere.
Salimos al pasillo mientras nuestro amigo se cambiaba pero la luz estaba apagada y solo la luz de la luna nos iluminaba. La ciudad estaba calma. Nosotras casi tambien. Yo te sentía muy cerca pero no sabía si era mi propia subjetividad o qué.
Me comentaste de diferentes experiencias en tus relaciones. El tema me interesaba.
Comenzamos a mirarnos ya en forma diferente. Comenzaste a inquietarme más. Te fuiste acercando y comenzaste a besarme sin más. Tus besos eran redondos, carnosos, juguetones, completos, profundos, apasionados, atractivos, amplios, abarcativos, exploradores, voluptuosos, asombrosos, adictivos, dulces, guerreros, insaciables, frescos, sedientos, entregados, francos, libres, demandantes, sin inocencia.
Nuevamente me transporté pero esta vez fuiste vos la que me llevaste.

martes, mayo 13, 2008

Tu perfume o .... el calor de tu piel‏

Estamos alrededor de la mesa alta de aquel bar.
En rueda de amigos. Música alta. Risas, conversando y bromeando.
NO puedo dejar de observarte sin cierto arrobamiento.
El escote de tu blusa deja a la vista el más sensual de los abismos. Las perfectas secretas formas a la que una mujer puede aspirar.
Aquel mismo abismo al que me entregué una noche. Ese abismo en el que me perdí como encontrando mi lugar en tu mundo.
Las proporciones de tus senos son increíblemente perfectos, soñados, delicados, incitantes.
Tus manos acompañan en todas esas delicadas formas femeninas. Acompañan en tu máxima expresividad. Tu sonrisa no puede más que encantarme y tu mirada es otro diálogo que sabes que yo solo sé.
Abandonada a tu perfume, me acerco a tu cabellera y pierdo conciencia de todo y de todos. Me recuesto suavemente y tu voz me tranquiliza. La conversación con nuestros amigos queda en un segundo plano y solo quiero entrecerrar los ojos y disfrutarte.
Tu cuello resulta ser mi refugio predilecto. La tersura de tu piel la recorro con mis labios. Muy suavecito. Apenitas. No quiero que los percibas. Pero los percibís y te dejás. Y yo continuo y te hago sentir mi devoción.
Insisto con embriagarme con tu perfurme. Y vuelvo a abandonarme.
Tu mano se acerca a mi rostro y me acaricia. Y ahí quedo, abandonada a tus caricias como un gato que ronronea. El tiempo se detiene y nada me importa más que tus caricias.
El tiempo dejó de importar porque estoy al abrigo de tu piel.

jueves, mayo 08, 2008



'We write to taste life twice, in the moment and in retrospection.'-- Anais Nin


(Escribimos para saborear la vida dos veces, en el momento y en el recuerdo)

viernes, mayo 02, 2008

Hola bonita o ... hacete a un lado

Disco repleta de chicas. Solo chicas y algún que otro chico gay acompañando alguna amiga. Yo paradita al lado de una columna pegada a la cabina del dj. Tan pegada toda la noche, que más de una llegó a pensar que estaba apuntalando la columna. Yo contemplaba la pista y tenía en mi ángulo de visión a 45° el dominio de quiénes entraban o salían. Lo que se dice una ubicación estratégica. Al menos, estaba más que entretenida. Igualmente hice mi recorrida y por supuesto me crucé con alguna amiga que estaba ubicada en otras posiciones menos favorables para mí ;) Me reubico en "mi columna". Llega ella mucho más baja que yo. Vestidito estampado donde la luz no ayudó a que me fijara mucho. Tenía un linda figura. Escote pronunciado. Hombros descubiertos. Cabello largo, lacio con flequillo. Unos ojazos que no me fueron indiferente. Una mirada difícil de sostener. Cartera. Tacos altos. Tendría sus treinta y algo pero con una actitud de mujer bien plantada. O al menos será eso lo que más me atrae en una mujer. Acompañada por un musculoso amigo pero que podía ser musculoca. No lo pude definir ni tampoco quise perder tiempo en mirarlo mucho a él. Se ubica al lado mío, amigo mediante. En un momento dado, luego de un largo rato de observación de la pista, bajan el escalón para ir a bailar. Se quedan un buen rato y deciden ir a dar una vuelta. Se voltean y ella queda frente a mi. De muy buena manera estaba piqueteando su paso ;) Alza la vista y con una mirada muy dulce me mira fijamente sonriendo. Turbada yo??!?? ATERRADA!!!!!!!! A ver si me habla encima... A ver si tengo que yo hablarle.... A ver... Ah sí, tengo que dejarla pasar... Me hago a un costado y ella pasa a mi lado tomando suavemente mi brazo. Ahi creo que traté de captar si tenía perfume. Si seguía respirando. Si la ruleta rusa iba a estar a mi favor. Si salía corriendo o se me iluminaba alguna neurona. De pronto imagine un par de situaciones.
Situación ideal:
- Hola, cómo te llamás?
- Hola. Me llamo xxxxxxx.
- Vamos a tomar algo?
Situación posible:
- Qué mirás?? Me vas a dejar pasar o qué??
(me pego a la pared para liberarle el paso)
Se produjo un error en este gadget.