miércoles, junio 20, 2007

Duelo de titanes


Reencuentros. Pavas al fuego. En realidad fue retomar un poco el juego verbal. Un poco?? No fue poco. Fixture de un feriado?? No puedo. Martes? Dejá que arreglo. Corridas al super. Reabastecimiento de urgencia. No solo por ella sino por mí. Es tan aburrido mirar y encontrar algo comestible solo en el freezer. Es tan triste no tener nada divertido que ofrecer a la visita.
CTI como siempre me anuncia 2 mensajes de texto con más de 1 hora de retraso. Menos mal que solo me retrasé 5 minutos. "Earlier. Llegaste?". "Iujuuuuu. Tenés invitada en la puerta". Arribaba 5 minutos tarde, cargada de bolsas y llenas de esas cosas que no integran precisamente la canasta familiar. Solo alimentan un poquito el espíritu de las sibaritas insaciables.
Alimenté a mi visita. La alimenté con besos, mimos y algo de beber tambien. Las horas de trabajo fueron interrumpidas por lo que quedaba del día. La lucha tuvo finalmente el desenlace tan esperado. Cuidé no dejar muestras de mi paso. Sin embargo (para mi agrado) a mí si me dejaron huellas. Herida y magullada por el fragor. Qué mejor herida. Qué mejor contusión. Qué mejor agotamiento que el que se da en la cama. Qué mejor descanso que el de la victoria compartida.
Una vez más me regaló lo siguiente:

El estado de la piel. La indefensión de tu carne.

Diez uñas. Dientes. La boca. Aprieto. Marco y me llevo el premio. Y al mismo tiempo soy yo la indefensa. Ofrecida entera, abierta como en la cruz., te ofrezco al ojo mi propio ojo más secreto, el oculto, el que te devora en cada espasmo pero te escapa a la mirada.

Diléctica de ser ama y esclava en tu generosidad (oh, amante) de satisfacer y en el duro embate con el que me penetrás al abrirte tu paso por entre mi carne. Te clavo con las uñas como la mariposa del coleccionista y, al mismo tiempo, permito que me vuelvas sólo sexo, sólo carne entregada, sólo indefensión. A.

2 comentarios:

Dirty Daisy Darling dijo...

Como si me conocieras. Sucede que mi dieta es aceituno-beso-vegetariana!! Tu cama es una delicia, tu heladera ya se está volviendo mito y tu celular... está auspiciado por el enemigo.
Besos

Colegio de Monjas dijo...

DirtyD. Yo a tu dieta puedo sumarme y al resto tambien. Delicias encantadoras son propias de una diosa como vos.

Se produjo un error en este gadget.