lunes, junio 02, 2008

Peep show o ... te estoy viendo

Habíamos decidido ir al cine. Ella era mi primera novia. Las dos queríamos ver algo que tuviera la mayor dosis de sexo. No teníamos nuestro lugar privado donde pudiéramos disfrutar en intimidad. Era difícil, eran los primeros años de democracia, y no era sencillo ir a cualquier telo así como así. A pesar que sí había alguno que otro.
En un viejo cine de Lavalle daban "Peep Show". La vemos? Como dos adolescentes sacamos la entrada y esperamos a que la gente saliera de la sala. En el interín decidimos ir al baño. No había nadie. Obviamente empezamos a besarnos mal. Desesperadamente. Las manos estaban sedientas de sexo. Yo trataba de bloquear la puerta por si acaso. No era un baño muy amplio. La excitación, la calentura, el hecho de estar donde estábamos nos generaba mayor adrenalina.
Y sí, finalmente una señora tuvo que entrar para hacer sus necesidades.
Las dos quedamos sorprendidas y en una situación poco clara ya que nada teníamos que hacer donde estábamos. Finalmente sale y nosotras continuamos en el baño muertas de risa.
Al salir, sentí que no había una persona que nos había agarrado infraganti, sino casi todos los de la fila. Fue casi un peep show virtual por parte de los que estaban afuera. Pero jamás nos importó demasiado y entramos en la sala como si nada.

Peep Show: espectáculo voyeur. Es un tipo de espectáculo sexual (striptease o escenas de sexo en vivo) que pueden ser vistas durante un periodo corto de tiempo en una cabina introduciendo una moneda, pasados unos minutos se cierra el cristal de la cabina y se requiere otra moneda para continuar viendo el espectáculo. Atractivos para aquellas personas que disfrutan del voyeurismo, como fuente de excitación y placer.

12 comentarios:

Milagros Sánchez dijo...

Cuando se vive esa locura no importan las miradas ni ese Peep show.
Besos multicolores

Artista Culinaria dijo...

thank for the comment ñ_ñ
jajajaeso del peep show, es tan inconscientemente corriente cuando uno es joven...
antes siemrpe follaba en los baños. Era como mi abitat natural, no me avergonzaba de ello y era de lo mas normal
ahora seria una aventura...la vejez pueh
saludos darling y atenta a las nuevas entradas

Colegio de Monjas dijo...

Gracias niñas y les diré que más allá de la edad lo bueno es poder siempre guardar parte del espíritu para esas aventuras. En definitiva son aventura, calentura y juego. Y todo eso lleva a que uno se desprenda de la conciencia por un buen rato ;)

mas de mi que de... lirio dijo...

¿Por que será que esta historia me suena tanto? jajajaja
Que buenos tiempos aquellos y que bonita fue nuestra historia...

Un beso desde mi alma

Colegio de Monjas dijo...

Fue bonita y por eso el recuerdo perdura hasta hoy. TQM :)

BRISA dijo...

Los cines....lugares elegidos muchisimas veces a mis 17 a�os.....cuantos recuerdos en torbellino vienen a mi cabeza, de golpe!!!. Un cine muy grande era elegido especialmente por nosotras , sobre la 9 de julio, frente al obelisco, demasiado amplio para la cantidad de espectadores....Un par de butacas "aisladas" de la gente que s� veia la pelicula....y dos adolescentes ubicadas en esas dos butacas....que lindo....!!!
Recuerdo esa necesidad urgente de salir primeras de la sala para esquivar de alguna manera la mirada ajena.

Colegio de Monjas dijo...

Imagino la escena Brisa. Da ternura recordar esas salidas, esa búsqueda de intimidad en lugares públicos pero con cierto clima, porque seguramente una no tenía ningún otro lugar para estar "a solas" con ella.

Lenis y Laly. dijo...

http://2futurasmamislesbianas.blogspot.com/

sinfonía agridulce dijo...

ay esos cines donde meterse mano....

besos

Colegio de Monjas dijo...

Suerte leny y lalis.
Que encanto mágico tiene la oscuridad donde la escasa luz enciende otras sensaciones.

FOK dijo...

a mi en un boliche sobre la calle cerrito, vino una chica de seguridad, que dijo "chicos, para eso vayanse a un hotel, y así nos fuimos volando del baño

salu2

Naomi dijo...

Buenas, aqui me encuentro de curiosa leyendo sus relatos, que me han dejado totalmente inerte en mis asientos, me encanto lo que escribiste, toda sensaciòn que siente una adolescente lesbiana como yo, y como todas, que mejor forma que describirla.

Besos y saludos, espero leerla nuevamente

Se produjo un error en este gadget.