sábado, octubre 27, 2007

Resabios


Una tarde no recuerdo por qué, salió el tema de las frutillas. A eso se sumaron un juego de mensajes y la propuesta de encontrarnos a jugar el juego de la frutilla. Cómo hacer un postre y degustarlo sobre la otra.
A la tarde ella ya había comprado algunas y solo quedaba confirmar el encuentro espontáneo.
Al principio me liberaba temprano de mi trabajo luego se sumaron un par de cosas y demoré la confirmación. Confirmada mi parte, ella tambien tenía otras cosas que terminar previo al encuentro. Finalmente el tiempo cruzó el cuadrante del reloj y ya el cansancio había vencido a las dos. Ese día no nos vimos.
Sin embargo finalmente nos encontramos otro día a "hablar del tema"...
Una vez más ella recuerda el encuentro sin ya más tregua:

¿Viste que ellas no se conocían?Ya había bajado el sol. Ya habían resuelto el encuentro.
Sí, pero yo creía que estaban juntas...De costado, se entrelezan con una cierta voluntad vegetal, como un clavel del aire, como una liana...
¿Qué, frutillas?Ella le cruza una pierna por sobre su cadera. Se le trepa y la abraza fuerte.
No me llamaste, creí que no te interesaba...
La otra la ciñe por la cintura. Las cubre la oscuridad y la sábana húmeda.
No digas eso, caí muerta...Se acomoda, parece haberse adherido al cuerpo de ella.
Y el pendejo me pregunta a quemarropas si estaba casada.
Se le acerca tanto que le habla sobre su propia boca.
¿Y... estás casada?Se la tiene que comer a besos. Está tan cerca. Hace una pausa y finalmente va a contestar.
No, no hay papeles. Ella esconde la cabeza en el pecho de la que la abraza. Están a punto de dormirse.
No te me duermas así...
Lo último que queda por decir. No es más que el resabio de la furia. El "después de", lo que queda de ellas mismas.
El sueño.

7 comentarios:

mas de mi que de... lirio dijo...

Porque sera que las frutillas me traen tantos recuerdos y deseos?
besitos con olor a fresa

marga dijo...

muy lindo... aunque no me gusten las frutillas oops!

Colegio de Monjas dijo...

Gracias mi queridísima de...lirio. La carnosidad de las frutillas, su jugo, su aroma, su color y haber sabido disfrutarlas en compañía pueden ser un recuerdo altamente estimulante. Besos coloridos.
Marga lástima que no te gusten las frutillas. Para mi es una fruta muy noble para toda ocasión. Pero igualmente me alegro que hayas compartido el relato. Gracias

FOK dijo...

mi querida colegiala! sabías que el miércoles toco en un ciclo que se llama La Frutilla del Postre???

podés chequear + info acá:

http://lafrutilla.blogspot.com/

qué coincidencias, eh??

besotesssssss

Colegio de Monjas dijo...

Gracias FOK! Pasé por el blog y te dejé comentario. Trataré de ir!! Besoss

Pato dijo...

Simplemente paso a dejar una sonrisa, sonrio por el aroma, el color y el sabor de las frutillas en buena compañia =)

Un beso

Colegio de Monjas dijo...

Muchas gracias Pato y bienvenida esa sonrisa y todas las que quieras regalar.

Se produjo un error en este gadget.